Noé García Gómez

Primera entrega

Lo que está por desarrollarse no pretende ser un trabajo científico, sino un ensayo de mis recuerdos de la infancia y juventud, al vivir en uno de los barrios más emblemáticos –aunque no reconocido oficialmente– de Aguascalientes: La Purísima, conocida popularmente como “La Puri”; y si bien apelo a mi memoria y recuerdos (así pláticas con algunos conocidos para refrescarlos), tampoco pretende ser un estadio auto-etnográfico, solamente surgió con la intención de dejar un detallado registro de la riqueza sociocultural de la figura organizacional de “el barrio” en Aguascalientes y en particular de la Purísima, que tanto ha contribuido a distintas generaciones, cientos de familias, miles de individuos y por ende a lo que hoy es nuestro estado.

Dice su párroco Antonio Lira López “la importancia de conocer el lugar donde vivimos, nos enriquece y nos permite apreciar sus bondades” (Reyes, A., Solís, L, 2021), por lo que haremos juntos un recorrido por su conceptualización, antecedentes, la literatura, música y televisión que se escuchaba y veía, las distracciones y juegos, las festividades, su ingeniería civil y arquitectura, la forma de ganarse la vida, desde el tianguis, el mercado, los negocios establecidos, su mano de obra, también su lado “bravo”, la gastronomía, la migración e inmigración del barrio, entre otros aspectos desde los recuerdos de la niñez de alguien con una edad de entre 8-11 a finales de los 80 y principios de los 90, desarrollados con la percepción y análisis de mi formación personal y académica; pues creo que será de gran interés para quien ha tenido relación con la Purísima, o algún barrio similar, pero también de quienes no, para ellos que muchas veces juzgan desde fuera, para que nos conozcan mejor y puedan tener una visión distinta a la estigmatización de “inseguridad” que por años se difundió o la postura de observarlo como una zona folclórica inevitable y necesaria, pero distinta y de “segunda clase”, frente a la modernidad que “todos” desean.

¿Cuando escuchamos el concepto, la palabra “barrio”, en qué piensa? Creo que la concepción que su mente formule variará del origen de cada persona, y me explico, creo que alguien que vivió en una colonia, un fraccionamiento o –por supuesto– una residencial, podrá tener desde pequeños hasta amplios matices para definirlo, esto según su realidad y cómo ha interactuado con ella, a diferencia de quien ha nacido, crecido y/o hecho una vida dentro de un barrio. La Real Academia Española define como “cada una de las partes que se dividen los pueblos y ciudades. Grupo de casas o aldeas dependientes de otra población, aunque estén apartadas de ellas.” Me extraña que dicha definición de la RAE sea tan corta y basada solo en elementos de ingeniería civil, ya que la connotación de barrio tiene un sentido más profundo, a solo ser descrita como una unidad geográfica y poblacional, ya que tradicionalmente “se establecen relaciones comunitarias y de solidaridad que generan comportamientos con sentido de colectividad, los cuales se expresan tanto en situaciones lúdicas que experimenta la colectividad, como ante condiciones de riesgo y seguridad comunal.” (LodonÞo, S/A). Parece que en cierta época se puso la disyuntiva social de “el caos” vs. “la tranquilidad”, “lo diverso como extraño” vs. a “estética de la uniformidad”, “lo peculiar” vs. “al estándar”, ahí fue generándose una diferenciación entre principalmente “el barrio” vs. “los fraccionamientos”.

La idea surge al leer La Cultura Obrera en la Sociedad de Masas del inglés Ricard Hoggart, ya que en la descripción detallada que hizo de los barrios londinenses de la década del 50 donde él vivió encontré similitud con lo que yo viví. ¿Cómo era posible eso tan distante en el tiempo, la distancia y el idioma? Por lo que no dudé en dejar registro de mi querido barrio.

¿Cuántas entregas tendrá esta serie? ¡No lo sé!, ya que, si bien tengo desarrollado y avanzado buena parte, la intensión es que, a lo largo de las publicaciones, los lectores puedan hacerme llegar puntos de vista, anécdotas, precisiones, etcétera, que ayuden a enriquecer este ensayo. Por lo que los invito a sumergirse en sus recuerdos y puedan traer algo que consideren de interés general.

Contacto y envío de datos, precisiones o sugerencias, correo: honoerato@hotmail.com twiter: @noeg2