Con anticipación el Instituto Estatal Electoral (IEE) dio a conocer que los recursos autorizados por el Congreso del Estado para el desempeño de sus actividades, en este año comicial, eran insuficientes, lo que en su momento fue desoído. Con la parsimonia acostumbrada, los diputados esperan recibir la petición del Gobierno del Estado sobre una ampliación presupuestal y entonces empezar a hacer el análisis, aunque el organismo tiene necesidad de recibir una partida extra que le asegure salir adelante con el proceso del año próximo y cuya organización comienza en octubre de 2021.

Es un asunto que fue ventilado en sesión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), al citar que los organismos públicos locales de Aguascalientes, Michoacán y Ciudad de México presentan problemas presupuestales en función de los recortes que sufrieron, situación que los enfrenta a una escenario de riesgo considerable en relación con el desarrollo de las actividades que llevan a cabo.

En el informe del Consejo se dio a conocer sobre la situación presupuestal de los organismos públicos locales y de los 32 en el país, los tres que se mencionan son los que tienen mayores problemas para cumplir cabalmente con la encomienda. El secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo, dijo que aunque ha habido algunos avances, el problema financiero no acaba de ser resuelto de manera satisfactoria y completa, por lo que, apuntó, no se puede avalar en lo absoluto que los compromisos en torno al proceso electoral estén garantizados, urgiendo una respuesta de los gobiernos de Aguascalientes, Michoacán y Ciudad de México para que sus respectos institutos electorales puedan cumplir en tiempo y forma con la labor que tienen encomendada, respuesta que debe ir acompañada de la autorización del Congreso para ampliar la partida asignada.

Por su parte, el presidente del IEE, Luis Fernando Landeros Ortiz, afirmó que se ha tenido pláticas con el gobierno del estado, indicándole que requieren de 10 millones de pesos para la operatividad en el segundo semestre del año, en que a partir de octubre debe organizar la elección de gobernador del Estado, que tendrá lugar en 2022.

La promesa de la administración estatal fue que en cuanto pasen las elecciones del domingo próximo se destinarán los recursos con lo que puedan concluir el actual período y se ponga en marcha el que sigue. Landeros Ortiz refirió que una de la razones para haber tenido mayores gastos fue que debió invertir en último momento para el desarrollo de los debates virtuales, por lo que se rentó equipo especializado, además de otros gastos imprevistos que requirieron de pronta respuesta.

A unos días de que tengan lugar los comicios para presidentes municipales y diputados locales, el Instituto Estatal Electoral tiene todo bajo control, por lo que confía que la jornada del domingo próximo sea tranquila y que los ciudadanos participen de manera copiosa, lo que confirmará el deseo colectivo de ser actores directos en la designación de las nuevas autoridades y representantes populares.

COBOS EN LA MIRA

Aunque es un acto que sucede en varias partes de la República, la cuestión radica en la urgencia de frenar aquí, en Bosque de Cobos, los ataques que tienen lugar y con lo que se pretende la deforestación para en su momento crear complejos habitacionales, centros comerciales y otras obras.

De manera reiterada se ha denunciado a nivel nacional e internacional sobre el cambio climático, que cada vez agudiza la vida de todos los seres. El mejor ejemplo de la agresión que sufre la Madre Naturaleza es la temperatura, que los últimos días ha sido muy elevada, como se ha resentido en Aguascalientes que alcanza de 32 a 34 grados, mientras que en la Península de Yucatán es de 44 grados, lo que para los investigadores puede continuar ascendiendo si no se toman las medidas necesarias.

Precisamente Bosque de Cobos es uno de los pocos espacios con que cuenta la ciudad capital para reducir el daño al medio ambiente, sin embargo intereses de distinto nivel no cejan en su empeño de agredir ese espacio, para lo cual se valen del mismo sistema que se ha utilizado en el Parque La Pona, que sin razón alguna ocurren “pequeños” incendios que acaban con varios de los mezquites centenarios y parte de la flora. La autoridad ha sido omisa en hacer una investigación a fondo para determinar quién o quiénes están atrás de esto, por lo que siguen las quemas que reducen el área verde y así continuarán hasta que logren hacer un páramo del lugar, para luego convertirlo en uno o más fraccionamientos y áreas mercantiles.

La denuncia pública que hizo el presidente de la Asociación Guardabosques de Cobos, Miguel Vázquez Sánchez, no ha encontrado la respuesta adecuada. Dijo que se detectaron algunos sujetos que realizaron quemas, lo que afectó casi una hectárea del área natural protegida municipal. Señaló que a mediados del mayo sorprendieron a esos individuos cuando iniciaban la combustión de pastizales y no se les pudo detener porque corrieron hacia el monte y aún cuando contaron con el apoyo de unos policías, llevaban considerable ventaja, por lo que se prefirió dedicarse a apagar el incendio, que pudo tener mayores consecuencias ya que esas personas generaron tres puntos de ignición en sitios donde había mayor viento, lo que afortunadamente se logró eliminar, sin embargo por la forma de actuar saben cómo dañar el bosque.

Con la ayuda de bomberos municipales se pudo acabar con ese problema, no obstante siguen en alerta ya que quienes están atrás de esto insistirán en crear un problema mayor, por lo que se ha redoblado la vigilancia, tanto de voluntarios como de personal del sector público.

Al ser amplia la extensión no es fácil tener un control absoluto, pero no cejan en su empeño de evitar los ataques a Cobos, que en poco tiempo se ha convertido en un lugar visitado por los aguascalentenses al ser un espacio natural, tan difícil de encontrar en la enorme selva de pavimento que es la ciudad, por lo que la Asociación Guardabosques Cobos mantiene una vigilancia permanente en la búsqueda de desalentar la presencia de quienes sólo buscan dañarlo.

De noviembre del año pasado a la fecha se han registrado 45 conflagraciones, lo que ha perjudicado a poco más de 300 hectáreas, cifra que dobla en cantidad a lo presentado en 2019, lo que ha dañado áreas que se estaban recomponiendo, por lo que pasarán varios años para que se logren recuperar. Se intuye que una parte de los hechos son producto de la temporada de estiaje, pero otros son intereses humanos “con trasfondos que desconocemos, pero podemos especular muchas cosas”, sostuvo Vázquez Sánchez.

DOS SEMANAS DE PÉRDIDAS

La cancelación del Quincenario en honor de la Virgen de la Asunción significará un fuerte descalabro económico para el comercio de la zona Centro de la ciudad, debido a que no habrá peregrinaciones, que tradicionalmente atraen diariamente a centenares de personas de distintos puntos del estado y municipios de Zacatecas y Jalisco que forman parte de la Diócesis de Aguascalientes. Una costumbre muy arraigada es aprovechar la visita a Catedral para hacer compras de distinta índole, pero al igual que en 2020, este año no habrá las caminatas vespertinas por la avenida Francisco I. Madero y Plaza de Armas, lo que también ha sido un atractivo para cientos de personas que cada tarde asisten para presenciar el paso de los visitantes. También se suprimió la Romería de la Asunción que tiene lugar el 15 de agosto, lo que es otro severo golpe para los sectores hotelero y restaurantero y que se hizo en respuesta a la situación sanitaria que prevalece y que continúa provocando que crezca el número de infectados y fallecimientos, por lo que se debe tener mucho cuidado para no ser un factor de contaminación y fue lo que la Iglesia Católica tomó en cuenta para determinar dejar para el año próximo la realización de los actos de homenaje a la patrona espiritual de los habitantes de este lugar.