El Refugio de Fauna Silvestre, ubicado dentro de las instalaciones de Centro de Educación Ambiental y Recreativo Rodolfo Landeros Gallegos, da cabida a animales heridos, decomisados o incluso llevados por sus propios dueños ante la imposibilidad de conservarlos por algún motivo personal.

También llegan animales silvestres que por alguna situación se encuentran traumatizados, heridos o hambrientos, y a los cuales se les proporciona atención alimenticia, médica y cuidados especializados para que posteriormente puedan ser incorporados a su hábitat.

Dentro de este refugio está el Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces, mismo que actualmente tienen más de 70 ejemplares.

Hay una pareja de águilas reales, halcones, aguililla de Harris o halcón de Harris, el búho virginiano, la lechuza de campanario, gavilanes y halcón peregrino.

Se han rehabilitado e introducidos en su medio silvestre animales como coyotes, mapaches, zorros grises, tecolotes, lechuzas, halcones de Harris y serpientes de cascabel, tortugas casquito (en peligro de extinción), búho Virginiano, lechuza de campanario, auras, caracaras, halcones cola roja y Swanson, entre otros.

Actualmente alberga mamíferos, carnívoros y herbívoros de diversas especies, aves rapaces, loros y aves paseriformes, así como herbívoros, entre los que resaltan el camello, llamas, cerdos vietnamitas; felinos tales como tigres, jaguares, pumas y linces.
Asimismo se observan loros cabeza amarilla, avestruces, cuervos, búhos y otros especímenes.

La encargada del Refugio, veterinaria y especialista en toxicología, Montserrat Aranda Lira, destacó que los animales exóticos y de cuidados especiales no deben adoptarse como mascotas y recomendó denunciar el maltrato de cualquier criatura.

Invitó a la población a visitar este espacio para que los niños conozcan la gran variedad de animales que resultaría difícil verlos en su hábitat.

Es importante que tomen conciencia del cuidado del reino animal y no permitan su maltrato, ni que haya en hogares animales que puedan resultar una peligro para los miembros de la familia, además de que esas especies deben estar en sitios donde les den los cuidados que requieren o en su caso, devolverlos a su medio ambiente.

El Centro de Rehabilitación está a cargo de la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua del Estado.