José de Jesús López de Lara

Unos trabajadores que se encontraban dando mantenimiento a un tanque de agua elevado sufrieron una severa intoxicación y a punto estuvieron de morir. La oportuna intervención de Bomberos Estatales y personal de Protección Civil permitió rescatarlos vivos.
Los hechos se registraron el sábado a las 12:30 del día, en la calle Enrique Olivares Santana y esquina con la calle 23 de Noviembre, en el municipio de Tepezalá.
Hasta ese lugar, llegaron policías preventivos de Tepezalá, Bomberos Estatales, personal de Protección Civil y una ambulancia del ISSEA, para realizar el rescate de tres hombres que fueron identificados como Pedro, de 38 años; Salvador, de 30 años; y José Eduardo, de 27 años, todos ellos originarios del municipio de Villa García, Zacatecas.
A la llegada de los rescatistas, estos los encontraron semiinconscientes, ya que sufrían de una fuerte intoxicación por la inhalación de químicos, pues estaban pintando en un lugar cerrado y sin ventilación. Los trabajadores realizaban estas tareas el interior del depósito con el fin de evitar la corrosión del mismo cuando comenzaron a sentirse mal, por lo que uno de ellos logró hacer una llamada al 911 para pedir ayuda.
Debido a ello, rápidamente se realizaron las maniobras de rescate para poder sacarlos del tanque. Finalmente, luego de varios minutos y con ayuda de los vecinos, los tres hombres fueron bajados ilesos, siendo valorados por los paramédicos del ISSEA, quienes determinaron trasladarlos a un hospital para una revisión más exhaustiva, aunque los trabajadores se negaron a ello, argumentando que se encontraban bien.