Un equipo multidisciplinario de especialistas médicos llevó a cabo en Aguascalientes la primera microneurocirugía fetal en un embrión de 24 semanas de gestación, que presentaba una malformación congénita, dando muestra de los avances médicos y de su capacidad, al lograr resultados exitosos.
El feto de 24 semanas presentaba una malformación congénita nombrada mielomeningocele, que se caracteriza por la falla en el cierre de la columna vertebral con exposición de la médula espinal hacia el líquido amniótico durante el embarazo; también se le conoce como Espina Bífida.
La técnica original para la corrección consistía en una incisión uterina de hasta 8 centímetros, mientras que en la microneurocirugía fetal abierta mínimamente invasiva, consiste en una incisión de apenas 2 centímetros, mejorando los desenlaces perinatales con menor riesgo de ruptura prematura de membranas y parto pretérmino.
Julio Macías Sandoval, cabeza del equipo médico, precisó que la evolución en la terapia y cirugía fetal permite actualmente observar, diagnosticar y tratar al feto de manera independiente, apoyándose con múltiples herramientas prenatales, entre ellas el ultrasonido obstétrico, permitiendo de esa manera la fisiopatología de las principales enfermedades fetales.
Durante el procedimiento quirúrgico se contó con la presencia de recoocidos médicos como Rogelio Cruz, considerado uno de los mejores cirujanos fetales del mundo, así como Felipe Chavelas Ochoa, neurocirujano pionero en la corrección fetal del mielomeningocele en México, así como Karla Aguilar, anestesióloga con amplia experiencia en procedimientos fetales intrauterinos.
“Es de vital importancia determinar el momento exacto de la intervención quirúrgica, dado que existen situaciones en las que la condición fetal se deteriora progresivamente y la latencia en la realización de la terapia fetal puede culminar en un resultado perinatal adverso”, explicó.