La madrugada de este martes, el nado sincronizado mexicano tuvo una gran noticia con la participación de Nuria Diosdado y Joana Jiménez, que lograron tener un excelente segundo día de competencias en la rutina técnica para asegurar su boleto entre las doce mejores parejas de la prueba y meterse a la final.
Las mexicanas habían terminado fuera de las doce primeras tras la participación en la rutina libre al registrar 86.5333 puntos, que, si bien no fue una mala calificación, se quedó corta, comparada con los otros países. Para la segunda rutina, que fue la técnica, las mexicanas subieron de nivel, sacando un poco más de clasificación con 86.6190 puntos, lo que fue aprovechado al ser de las parejas más constantes en sus ejecuciones, sumando un total de 173.1523, superando a Estados Unidos por muy poco para tener ese doceavo lugar, que es el último rumbo a la final.
Con 195.0079, el Comité Olímpico Ruso fue el mejor dúo de las semifinales, seguidas por China y Ucrania, que completaron los primeros lugares, siendo favoritas para llevarse las preseas. Las finales se llevarán a cabo hoy a las cinco de la mañana, en el centro acuático de Tokio, con México participando, algo que ya es un gran mérito para las ondinas mexicanas, que buscarán terminar lo más alto posible en la final.