Un vecino del fraccionamiento Ojocaliente que se encontraba bajo los influjos de las drogas, intentó quitarse la vida al utilizar un arma blanca que se colocó a la altura del cuello con la intención de auto infligir una lesión.
La oportuna intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, evitó que lograra su objetivo y tras desarmarlo, procedieron a ponerlo a salvo.
Minutos de tensión fueron los que se vivieron ayer por la madrugada en un domicilio ubicado en la calle El Milagro, en el fraccionamiento Ojocaliente, luego de que una madre de familia reportó que su hijo intentaba quitarse la vida.
Al sitio del reporte acudieron los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes con autorización de la mujer de nombre Martha, ingresaron al inmueble y encontraron a Alejandro de Jesús, de 31 años de edad, el cual se encontraba muy alterado y bajo una fuerte crisis emocional.
Los elementos policiacos detectaron que tenía en sus manos un arma blanca con la cual amenazaba con lesionarse en el cuello, por lo que trataron de platicar con él para convencerlo de que desistiera de sus intenciones. Sin embargo, debido a que Alejandro de Jesús estaba bajo los influjos de las drogas, en varias ocasiones trató de agredirlos con la misma arma blanca y les lanzó varios “viajes” sin que afortunadamente lograra lesionarlos.
Ante el riesgo que significaba, los uniformados decidieron actuar y aprovecharon un descuido para abalanzarse sobre él y lograron desarmarlo y ponerlo a salvo. Se logró establecer que esta persona intentó quitarse la vida, derivado de problemas familiares por los que atravesaba.