CDMX.- A veces la justicia tarda en llegar. Puede que hasta más de 51 años, sin importar que se trate de una de las bandas de rock más impactantes de la historia, si no la principal.
Eso expone The Beatles: Get Back, la meticulosa revisión de Peter Jackson al canto del cisne de los Fab Four, que transforma el frío y tenso adiós del grupo, filmado en 1969, en una atmósfera relajada, no exactamente fraternal pero sí de profesional camaradería, como reconoce, en entrevista proporcionada por Disney+, Paul McCartney.
«Es el vistazo definitivo tras bambalinas (al grupo). Realmente eres una mosca en la pared viendo cómo trabajan Los Beatles. Ahí está, y eso me encanta. Éramos John (Lennon) y yo. También éramos George (Harrison) y yo. También fueron George y Ringo (Starr). Todos teníamos esa relación y es lo que nos fortaleció», explica el ídolo.
Por décadas, los fans del grupo se acostumbraron a vivir con la idea de las tensiones que surgieron entre Lennon y McCartney, que alcanzaron a sus compañeros y derivaron, precisamente, en el último disco del conjunto, Let It Be (1970), como muestra la película homónima de Michael Lindsay-Hogg, que inmortalizó el concierto en la azotea de Apple Records.
Varios de esos mitos caen ahora con la curaduría, en tres episodios de dos horas cada uno, de Jackson.
«Para mí es genial que se refleje porque me hace recordar que no fue un mal momento. De hecho, musicalmente fue una muy buena etapa. Así que sí, parece que se ha corregido», añade Macca.
Finalmente, el momento cumbre se entiende en ese improvisado y alucinante concierto al aire libre del gélido 30 de enero de 1969, que, en la versión corregida y aumentada del cineasta con base en 200 horas de metraje de audio y video, expone la complicidad entre unos y otros.
The Beatles: Get Back estrena sus tres partes, respectivamente, el 25, 26 y 27 de este mes por Disney+. (Staff/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
«Cuando ves la película, es como ‘oh, no, estos son amigos’. Son cuatro compañeros tocando en un lugar loco, en Londres, riéndose un poco de todo lo imposible, y esos éramos The Beatles. Éramos nosotros».
Paul McCartney, cantante, bajista y compositor

¡Participa con tu opinión!