Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- En el mismo escenario que compitió en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, la santiaguense Kenia Lechuga consiguió ayer la preciada visa que la hará remar ahora en Tokio 2020.
La deportista se suma al tirador regio José Luis Sánchez, quien en los Juegos Panamericanos Lima 2019 logró su pase a las Olimpiadas de Japón ganando el bronce en rifle calibre 22.
Ayer en el Preolímpico Continental de Remo, en la Laguna de Freitas, en Brasil, la representante de Nuevo León e integrante del equipo de la Secretaría de Marina, se clasificó a las Olimpiadas de Verano de Japón, donde tomará su posición de salida el 23 de julio.
De 26 años, Lechuga dominó la Final A en la prueba individual pactada a 2 mil metros, con un tiempo de 8 minutos, 4 segundos, con 62 centésimas, dejando en el segundo y tercer peldaño a las representantes de Paraguay y Trinidad y Tobago, Alejandra Alonso y Felice Clow, respectivamente.
“Gracias a todos los ángeles que Diosito puso en mi camino para ayudarme, le juro que doy todo en cada entrenamiento, cada peso que gano lo invierto en comprar mis remos y mis botes.
“Remar es mi vida y seguiré poniéndome metas más altas para llevar a la bandera (de México) a los más alto”, expresó Lechuga desde Brasil.
Nuevo León cuenta con un grupo de alrededor de 23 atletas que en los próximos tres meses intentarán su clasificación a Tokio por ranking olímpico o dando marcas y tiempos tope.
Diego del Real, Alberto Álvarez y Jessamyn Sauceda, de atletismo; Diego Balleza, Juan Manuel Celaya y Randal Willars, de clavados; Haramara Gaitán, de bádminton, y Eugenio Garza, en salto ecuestre, son parte de los deportistas que se enfilan a una clasificación.
Garza ganó la plaza para México en la modalidad de Equipos en Lima 2019, pero el COM no ha puesto oficialmente nombre y apellido a los boletos. 36 plazas suma México para Tokio 2020.