Staff
Agencia Reforma

CDMX.- La pista de Nurburgring puso a prueba las estrategias de los equipos de la Fórmula Uno.
Mercedes encontró la mejor forma para afrontar el circuito con gomas rojas y fue precisamente Valtteri Bottas quien marcó el mejor tiempo de la clasificación, con 1’25” 269, para llevarse la “pole” en el Gran Premio de Eifel.
Una sola ronda de entrenamientos libres fue suficiente para que el finlandés reconociera el circuito y defendiera su posición frente a su compañero Lewis Hamilton, quien quedó segundo por diferencia de milésimas de segundo.
Los 10 grados de temperatura ambiente y los 16 de la pista alemana, no causaron problemas para Red Bull. El neerlandés Max Verstappen acechó la primera posición tras dominar el primer sector y logró dividir a los volantes de las “Flechas Plateadas”, pero en su último chance en la Q3 no mantuvo el ritmo ni la velocidad y tuvo que conformarse con el tercer puesto en la parrilla.
Ya con actualizaciones en su Racing Point, el mexicano Sergio Pérez, largará desde la novena posición y desde ahí buscará su remontada.
El alemán Nico Hülkenberg, quien sustituyó a Lance Stroll en Racing Point, no logró descifrar el circuito de Nurburgring y quedó eliminado eliminado en la Q1.