Claudia Guerrero y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A 18 años de la tragedia en Pasta de Conchos, Coahuila, fueron encontrados los restos humanos de al menos 13 de los 63 mineros víctimas de la tragedia.
La Secretaría de Gobernación informó ayer a familiares que a cuatro años de que se iniciaran los trabajos de rescate, fue posible llegar a uno de los puntos donde las bitácoras señalan que 13 mineros se encontraban el día del accidente.
Aunque al finalizar el encuentro, los familiares aseguraron que en la zona -a 146 metros de profundidad- hay 13 osamentas casi intactas de los mineros atrapados desde el 19 de febrero de 2006.
«Como parte de los hallazgos se localizaron, además de los restos humanos, diversos objetos de trabajo», explicó la titular de Gobernación, Luisa María Alcalde, a viudas y familiares sobre la búsqueda en la que se prevé una inversión superior a los 2 mil millones de pesos.
La funcionaria detalló que, en este punto de la mina no se identificó que hubiese tenido lugar una explosión, como en su momento lo señalaron las autoridades.
«Reiteramos el compromiso del Gobierno de México para continuar estos trabajos con total responsabilidad, manteniendo estrecha comunicación con las familias, en particular, durante esta etapa que es, por su naturaleza, la de mayor sensibilidad para ellas», expresó.
El Gobierno federal adelantó que, ahora, la Fiscalía General de Coahuila, en colaboración con la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) y el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), iniciarán con los protocolos para identificar los restos humanos, así como con los peritajes que permitan determinar las causas del accidente.

‘¡Los dejaron vivos!’
«Se llegó desde el 11 de mayo, llegamos a esta zona… difícil, y se ha venido trabajando en poder restablecer la posibilidad de que entren personas. Entonces, ¿qué queremos informarles el día de hoy? Que tenemos ya contacto visual y fotografías, ya contamos con imágenes de los primeros restos humanos», dijo Alcalde en la reunión.
«No se ha podido todavía, porque está muy siniestrada esa zona, llegar directamente al punto (…) les vamos a mostrar las fotografías de que se trata de restos humanos».
Puntualizó que por lo menos en esa zona, donde fueron hallados los restos humanos, no existió una explosión como pensaban las viudas.
«¡Los dejaron vivos!», exclamaron los familiares en la reunión.
Alcalde, acompañada de funcionarios de la CFE y de la Secretaría del Trabajo, sugirió que el siguiente paso es cavar en esa zona para el rescate de los restos humanos y que el Instituto Nacional de Medicina Genómica haga los análisis necesarios para la identificación de los restos.
«Tienen evidencia de que (los cuerpos) están completos, hay botas, hay cascos, hay muchas cosas que encontraron que indican que no fue una explosión, sino un derrumbe, por lo que ellos se quedaron sin oxígeno. Quedó la Fiscalía de darnos las actas de los peritajes para ver de qué murió cada minero», dijo una de las viudas tras la reunión.
«Están las 13 osamentas, casi intactas, hay costillas, fémures, cráneos, mandíbulas …los 13 están ahí sentados y eso fue lo que nos dijeron el día de hoy.
«También para recordarnos que el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) viene el día 14 y lo único que pedimos es justicia», reprochó.