José de Jesús López de Lara
Durante la madrugada del jueves se registró una movilización policiaca en el poblado de Norias de Paso Hondo, luego de que habitantes de la zona reportaron la presencia de hombres armados, quienes habían “reventado” varios domicilios en busca de droga.
Los sospechosos que llevaban chalecos balísticos con las siglas CJNG “levantaron” a dos hombres y se los llevaron con rumbo desconocido.
Poco más tarde, en una terracería que se ubica en el poblado de El Guarda, fue localizado el cadáver de un hombre que fue ejecutado de dos balazos en la cabeza.
Fue a las 01:00 horas del jueves cuando se reportó al número de emergencia 911 un doble “levantón” en el poblado de Norias de Paso Hondo, por lo que hasta ese lugar se trasladaron policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Morelos”.
Habitantes de la zona señalaron que un comando armado que viajaba en una camioneta y un automóvil, habían irrumpido en varios domicilios donde supuestamente se realizaba la venta y distribución de droga.
Los sicarios que dijeron pertenecer al Cártel Jalisco Nueva Generación se llevaron a dos hombres con rumbo desconocido. Aunque se implementó un operativo de búsqueda no fueron localizados los sospechosos.
Fue hasta las 03:00 de la madrugada, cuando una patrulla de la SSPM circulaba por un camino de terracería que conduce del poblado de El Guarda al poblado de El Duraznillo, a un kilómetro de distancia de la carretera estatal No. 77, los policías preventivos que la tripulaban encontraron el cadáver de un hombre hasta el momento desconocido, el cual presentaba dos balazos en la cabeza.
Hasta ese lugar llegó una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales quien encabezó las primeras investigaciones.
Hasta el momento no se había confirmado si el hombre ejecutado se trataba de uno de los dos individuos que fueron levantados en el poblado de Norias de Paso Hondo.
Sin embargo, al parecer esta ejecución tiene relación con esos hechos, al igual que con el ejecutado el miércoles por la tarde en la colonia Del Carmen, pues se maneja el mismo automóvil en ambos casos.
En la escena de la ejecución se localizaron dos casquillos percutidos calibre 40.
La víctima que no había sido identificada hasta el momento, vestía una chamarra color azul y pantalón de mezclilla azul; tenía el cabello corto.