Este fin de semana el conjunto de Lobas visitó la ciudad de Guanajuato para buscar obtener el título de la LMBPF; después de haber sumado 2 triunfos en casa, sólo necesitaban de una victoria en la capital guanajuatense para adjudicarse la corona.
En el primer partido, disputado el sábado en la noche, el encuentro se fue a un tiempo extra, gracias a una canasta de último minuto de Saide Vargas, pero en el añadido el equipo local se llevó la victoria por una diferencia mínima de 2 puntos, obligando a disputar un cuarto partido.
Este cuarto encuentro se llevó a cabo el día de ayer a partir de las 12:00 del mediodía, y el equipo de Lobas tuvo dos ausencias importantes en el banquillo, y es que tanto el coach, Israel Zermeño, como su asistente, Felipe Becerra, fueron suspendidos y no pudieron dar órdenes desde la banca.
Con Miguel Suárez al mando, siendo el preparador físico del equipo, las Lobas saltaron a la duela con el deseo de sellar su campeonato, y en el primer cuarto las Mieleras iniciaron mejor, aunque en los últimos minutos Lobas tomó el mando y se alejaron hasta 4 puntos, pero al final del cuarto el marcador estaba 16-16.
Para el segundo cuarto, se mantuvieron empatadas durante los primeros 5 minutos, y después las Lobas erraron 5 ofensivas seguidas, por lo que las Mieleras aprovecharon y se alejaron hasta por 7 puntos; sin embargo, las Lobas reaccionaron y alcanzaron a ponerse en ventaja por un punto antes del descanso.
En el tercer episodio, Lobas comenzó bien con un foul y cuenta de Jayde y un triple de Luna, pero conforme avanzaba el encuentro las locales fueron recortando la distancia, convirtiendo el partido en una ida y vuelta, dejando un marcador de 50-50 antes del último cuarto.
Para el último cuarto, las Lobas volvieron a tomar una buena ventaja que casi las acercaba al título, pero en los últimos minutos Mieleras llegó a empatar el encuentro, y a pesar de que las visitantes tuvieron la última jugada, Jaqui Luna no pudo anotar el triple de la victoria, así que el encuentro terminó empatado a 63 puntos.
Al igual que en el primer juego, el partido tuvo un tiempo extra, mismo que dominó completamente el equipo de Aguascalientes de principio a fin debido al desgaste de las jugadoras de Guanajuato, quienes casi no descansaron en toda la serie.
Las Lobas llegaron a alejarse hasta 9 puntos a falta de un minuto, así que solo fue cuestión de tiempo para dar por sellado su título. Con un marcador final de 83-71, las Lobas obtuvieron su tercer título, junto con los del 2017 y 2018, empatando a Mieleras como los dos equipos con más títulos en la historia de la LMBPF.