Hay un importante esfuerzo por recuperar la tradición productiva del maguey en Aguascalientes, donde hombres y mujeres del campo se han organizado para volver a sembrar este tipo de agave, y si bien hay avances, falta más impulso para alcanzar mayores objetivos.
El gerente del Sistema Producto Maguey-Mezcal, Enrique Bañuelos Rayas, dio a conocer que de manera paulatina se han ido reactivando algunas zonas que antaño fueron productoras por excelencia de maguey, pero esa labor ha sido muy lenta a pesar del empuje que tienen los productores y productoras que están entusiasmadas por darle valor agregado.
“Se debe tomar en consideración que del maguey se pueden obtener no sólo las bebidas embriagantes ya conocidas o la tan nutritiva aguamiel, sino que también permite sacar básicos en la alimentación y en la medicina que no estaría mal hacerles promoción para que sean aprovechados a nivel agroindustrial”.
Destacó que el maguey además es un probiótico natural que es mejor visto en el extranjero que en México, y es que “del maguey se obtiene también la inulina, elemento que ayuda a la regeneración de la flora intestinal, provoca la estabilización del páncreas y hace que se genere la inulina de manera natural en el cuerpo humano, además ayuda en la atención de problemas como los triglicéridos, regula la glucosa alta, el calcio y elimina toxinas”.
De manera que ante las enfermedades que prevalecen en México a raíz de la obesidad, como es la diabetes y la hipertensión, no estaría mal promover el consumo de aguamiel y del pulque bien cuidado, comentó Bañuelos Rayas, así como dedicarse a obtener el subproducto inulina que permitiría atender de inmediato un problema de salud importante con un insumo local.
“Lo único que podría faltar es un apoyo para obtener y procesar la inulina aquí, ya que se tiene la materia prima para ello y es que hasta ahora no hay laboratorios que permitan hacerlo en lo local, antes bien, se debe traer de otras partes del país; en Aguascalientes no hay fábricas de inulina, pero ya sería mucho pedir, pues aquí ni siquiera hay quién se dedique a extraer aguamiel o pulque”, concluyó.