Lo tenían en la mira

En un operativo llevado a cabo en el poblado de Los Arellano, policías ministeriales de San Luis Potosí y Aguascalientes lograron la captura de un prófugo de la justicia que era buscado por los delitos de violación equiparada y abuso sexual calificado.
Se trata de un individuo identificado como Carlos, de 25 años, quien ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones de Xolol, en el municipio de Tancanhuitz, en el estado de San Luis Potosí.
De acuerdo a las investigaciones realizadas por agentes de la Fiscalía General de San Luis Potosí, este individuo abusó sexualmente de su propia hija menor de edad.
Fue la mamá de la niña y pareja del imputado, quien denunció los hechos al descubrir que Carlos atacaba sexualmente a su propia hija, mientras se quedaban solos en el domicilio particular que se ubica en el poblado de Petlacoyo, perteneciente al municipio de Coxcatlán, en el estado de San Luis Potosí.
Se estableció que fueron por lo menos tres las ocasiones en que agredió sexualmente a la niña, antes de ser descubierto. Al enterarse que su pareja ya lo había denunciado penalmente ante el agente del Ministerio Público, Carlos decidió darse a la fuga con rumbo desconocido.
Agentes de la Policía Ministerial del Estado adscritos a la Primera Coordinación de Aprehensiones iniciaron la búsqueda del sospechoso y lograron establecer que se encontraba viviendo en Aguascalientes, a donde había escapado para evitar ser detenido.
De esta forma, los agentes ministeriales de San Luis Potosí se trasladaron a Aguascalientes y durante un operativo que llevaron a cabo en coordinación con agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la Policía de Investigación, se logró ubicar y capturar a Carlos en el poblado de Los Arellano.