Por poco y no la cuenta un vecino del municipio de Rincón de Romos, quien al pintar el interior de una cisterna sin el equipo de protección necesaria, en determinado momento comenzó a sentir los efectos de los gases tóxicos que se estaban produciendo y estuvo a punto de fallecer asfixiado.
Afortunadamente sus familiares se dieron cuenta de lo ocurrido, quienes sin pérdida de tiempo lo rescataron y llamaron a los servicios de emergencia, logrando de esta forma salvarle la vida.
Los hechos se registraron ayer a las 14:10 horas, en un domicilio ubicado en la calle Zacatecas de la comunidad de San Jacinto, en el municipio de Rincón de Romos.
Paramédicos y elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado acudieron al sitio señalado, donde encontraron inconsciente al señor Juan Carlos, de 46 años de edad, por lo que se procedió a brindarle los primeros auxilios hasta que recuperó el conocimiento, sin que afortunadamente fuera necesario su traslado a algún nosocomio.
De acuerdo a la versión del mismo Juan Carlos, ayer por la mañana se dispuso a pintar el interior de la cisterna de su domicilio, para lo cual se colocó una mascarilla que presumió lo iba a proteger.
Sin embargo no ocurrió así, pues en determinado momento comenzó a sentirse mareado, hasta que repentinamente perdió el conocimiento. Por fortuna, sus familiares se percataron de ello y sin pérdida de tiempo lograron sacarlo con vida.