RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

A mi padre que falleció el domingo por la noche, pero

que vivirá por siempre en mi memoria.

 Siempre te recordaré querido viejo, porque has

sido el mejor padre del mundo.

Te amo papá gracias por todo lo que nos diste.

Luego de la jornada electoral en que se eligió a quienes serán los ediles, síndicos y regidores de los 11 municipios de Aguascalientes, la hegemonía del Partido Acción Nacional se volvió a manifestar al obtener el 40.9810% de la votación en el Estado con 148,351 votos en total, siendo 105,309 los obtenidos en el municipio de Aguascalientes. Su más cercano perseguidor fue MORENA con el 21,1174 % de la votación a nivel estatal y con una votación en el municipio de la capital de 49,927 sufragios. O sea que el PAN le ganó casi al 3 por 1. La verdad no hubo sorpresa alguna, se veía desde con antelación que el triunfo blanquiazul era inminente. Así mismo se preveía también que el PAN se llevaría cinco alcaldías, como sucedió en: Aguascalientes, Calvillo, Jesús María, Rincón de Romos y San José de Gracia. MORENA, el partido que algunos pensaban que sería la aplanadora de la elección, sólo conquistó un municipio: Asientos.

Luego de la jornada electoral es interesante hacer un recuento de lo que ha sucedido políticamente en los últimos 24 años en Aguascalientes y lo que sigue después de la jornada electoral del domingo pasado. En el año 1995 el Partido Acción Nacional logró ganar por primera vez la Alcaldía de la capital en la persona de Alfredo Reyes, y no sólo fue la Alcaldía, sino que lograron obtener la mayoría en el Congreso local. A partir de ese año se ha ido dando el refrendo histórico de la población hacia el PAN. Luego de 24 años el PAN ha obtenido el triunfo, con el del domingo, 7 de 9 veces en lo referente a la Presidencia Municipal y ha ganado 3 de 4 gubernaturas. La consolidación del voto duro panista les ha permitido que quienes han sido postulados como candidatos han contado con una base firme y estructurada que les ha permitido alcanzar el triunfo, aunado a factores externos como el desgaste y hartazgo de otras opciones políticas. Análisis aparte merecen los procesos de 2007 y 2010, donde los factores que dieron como resultado el triunfo del PRI, fueron atípicos e intermitentes a los procesos habituales en el estado.

Aguascalientes se ubica dentro de la zona regional que representa y define los valores principales de Acción Nacional; geopolíticamente estamos en la zona de mayor influencia y arraigo ideológico (Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato, Los Altos de Jalisco, etc.) por lo cual los procesos electorales en estas demarcaciones constituyen una prioridad y son de particular interés para el panismo nacional, que buscará proteger y blindar electoralmente la zona para presentarse como bloque opositor al partido del Gobierno Federal.

Se puede percibir que desde ahora en Aguascalientes se observa un Comité Ejecutivo Nacional activo, presente, diligente y dinámico, promoviendo sus principios, valores y democracia interna, de cara al próximo 2 de junio. El triunfo contundente del CEN panista en Aguascalientes, daría legitimidad y permanencia a la actual dirigencia, de esta forma se podría prever que la candidatura al gobierno emane desde una estrategia del centro como parte de un proyecto integral para la recuperación del panismo en el país.

Proyectando la sucesión del gobierno del estado, es oportuno el análisis sobre varios aspectos: El 2 de junio se preveía, de acuerdo a diferentes encuestas, el triunfo del PAN en mínimo cinco municipios, como sucedió y con amplio margen el municipio de Aguascalientes, lo que colocó en la antesala para la candidatura al gobierno a Tere Jiménez, quien es miembro activo del PAN desde el 2003 y ha sido diputada federal, líder juvenil en el estado y presidenta municipal. Sin embargo, existen aspectos que deberían de tomarse en cuenta para el análisis: Si bien el manejo de recursos y de una estrategia similar a la que ha implementado durante su primer gobierno como alcaldesa le permitirán continuar en los medios posicionándose como opción viable a la gubernatura, el ejercicio del poder supone un riesgo permanente de desgaste que habrá que evaluarse durante su gestión.

Por otro lado cabe apuntar que dentro de Acción Nacional los procesos democráticos para la selección de candidatos han sido una constante y sus triunfos en un porcentaje alto han estado cimentando en ello, al otorgar valor efectivo a la militancia panista en la toma de decisiones. Actores claves se han sumado a los proyectos de quien gana la contienda interna, asegurando así el triunfo de su partido.

Para la sucesión del Gobierno del Estado podríamos destacar además de Tere Jiménez, a otros dos liderazgos significativos, con trayectoria y experiencia que junto con la alcaldesa con licencia representan al panismo de Aguascalientes y han asido piezas importantes en los triunfos del PAN: Antonio Martín del Campo y Fernando Herrera. Con base en los procesos internos que se han vivido en el PAN en Aguascalientes, no es descabellado y se puede prever que actores como los mencionados anteriormente puedan participar en la búsqueda de la candidatura con posibilidades viables de triunfo.

Por lo que respecta a Toño Martín del Campo, es miembro activo desde 1998; ha sido diputado local 2 veces, presidente del Comité Directivo Estatal. Delegado federal, presidente municipal en 2013 y actual senador de la República. Toño es un hombre sencillo, carismático y con aceptación entre la población.

Por su parte, Fernando Herrera es miembro activo del PAN desde 1988, con una carrera y trayectoria consolidada; fue regidor, diputado local, diputado federal, senador de la República, secretario de Desarrollos Social en el sexenio de Felipe González, candidato a presidente municipal y pese a no ganar la elección, obtuvo una votación mayor para el PAN que en la elección inmediata anterior. Fernando Herrera tiene experiencia, conoce a profundidad las entrañas del partido y ha ido ganando terreno en la sociedad civil del estado. En el ámbito nacional tuvo una destacada participación desde el senado de la República al coordinar el grupo parlamentario del PAN y presidir la Junta de Coordinación Política. Hoy es el vocero del CEN del PAN.

Como ya lo ha demostrado la historia reciente, en el PAN esta historia apenas comenzará, por lo tanto nada está escrito y habrá que dar seguimiento a estos tres cuadros políticos del partido blanquiazul, quienes deberán de ser los considerados a la terna rumbo a la elección de la gubernatura en 2022.