Un sujeto que se encontraba bajo los efectos de las sustancias tóxicas, ocasionó una intensa movilización policiaca, luego de que al ser detectado circulando a exceso de velocidad y al hacer caso omiso a las indicaciones, pretendió darse a la fuga sin lograrlo. No conforme con eso, para evitar su captura azuzó a su perro pitbull que atacó a un oficial.
Lo anterior, se registró alrededor de las 15:14 horas de ayer, cuando al transitar elementos de la Policía Estatal sobre la calle Laureles, observaron que circulaba un auto Pontiac Solstice en color rojo y aparentemente con placas del Estado de Zacatecas apócrifas. Por tal motivo, los oficiales le solicitaron el alto al conductor, quien lejos de atender la indicación, imprimió mayor velocidad.
Fue hasta el cruce de las calle Azaleas y Laureles en la colonia Las Flores, donde finalmente el sospechoso detuvo su marcha para ingresar a un domicilio, de donde salió con un perro de pelea al cual le dio la indicación de atacar, lo que provocó una mordedura en la mano derecha del uniformado a la altura del dedo meñique, raspaduras en el codo y antebrazo derecho, así como desgarre del pantalón del lado derecho por la misma mordedura y daños en el porta esposas y también en la parte frontal de los cargadores.
El policía, al no poder liberarse del ataque del can tuvo que accionar su arma de fuego, sacrificando así al animal, siendo necesario el arribo de paramédicos quienes determinaron trasladar al lesionado a un hospital privado para su atención.
Asimismo, quien se identificó como Salvador fue detenido, y al momento de que los oficiales realizaron una revisión dentro del vehículo localizaron seis envoltorios que contenían droga «cristal», los cuales dieron un peso de 6 gramos. Finalmente, el inculpado fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público, quien se encargará de resolver su situación jurídica.