La muerte sorprendió al conserje de un jardín de niños que se ubica en el fraccionamiento Pensadores Mexicanos.
Cuando iba a tirar unos costales con hojas secas y maleza que había cortado, sufrió un infarto y murió momentos después.
El ahora occiso fue identificado como Arturo, quien contaba con 56 años y trabajaba como conserje en el Jardín de Niños “Francisco Goitia”, que se ubica en el mismo fraccionamiento Pensadores Mexicanos.
Los trágicos hechos se registraron el miércoles poco antes de las 13:00 horas, cuando se reportó al C-4 Municipal que tirado sobre la banqueta de la calle Cuatro Milpas, justo en la parte posterior del Parque “México”, se encontraba tirada una persona del sexo masculino inconsciente.
Cuando llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y la ambulancia UE-52 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, confirmaron que el hombre ya había muerto.
Según testigos, el señor Arturo se dirigía a un contenedor de basura a tirar unos costales con hojas secas y hierba que había podado en el jardín de niños donde labora. Para ello, utilizaba un “diablito”.
Sin embargo, en el trayecto comenzó a sentirse mal, por lo que se sentó unos momentos en la banqueta para descansar, cuando repentinamente se desvaneció y ya no reaccionó a ningún estímulo.
Al lugar de los hechos acudieron agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación, el agente del Ministerio Público de Hospitales y personal de la Dirección de Servicios Periciales, quienes tras determinar que la muerte del conserje fue por enfermedad, se autorizó que el médico familiar expidiera el certificado de defunción y se encargara de los servicios funerarios.