Ayer martes, a mediodía, elementos de la Policía Municipal tuvieron que acudir al llamado en la comunidad de Cerritos de Cañada Honda, donde se informaba que una persona había tomado una fatal decisión.
Los oficiales del destacamento Jesús Terán se movilizaron a la comunidad antes mencionada donde se entrevistaron con Martina. Ella compartió que antes del suceso, tuvo una discusión familiar con el ahora occiso y posteriormente se retiró del domicilio.
Al volver, encontró a quien llevaba en vida el nombre de Sergio, con 24 años de edad, suspendido con un trapo en una de las recámaras de la casa habitación.
Posteriormente arribaron paramédicos del ISSEA, quienes corroboraron que Sergio ya no contaba con signos vitales por lo que solicitaron la presencia de servicios periciales, así como de homicidios.