José de Jesús López de Lara

Una importante movilización policiaca se registró el miércoles por la mañana en la colonia Miravalle, tras ser localizado el cadáver de un hombre al que asesinaron por estrangulamiento y lo fueron a tirar junto a un contenedor de basura.
Fue a las 09:00 de la mañana cuando una mujer se comunicó al número de emergencias 911 para informar que, sobre la calle Mariano Chico y casi cruce con la calle Miguel Ruelas, en la colonia Miravalle, había encontrado un cadáver de un desconocido.
De inmediato, se trasladaron al sitio señalado los policías preventivos del Destacamento Pocitos y policías estatales, además de policías viales, la ambulancia ECO-431 del ISSEA, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Junto a un contenedor de basura ubicado en la calle Mariano Chico, frente al jardín de niños de la colonia Miravalle, se encontraba una bolsa color negro, en cuyo interior había el cuerpo de un hombre en posición fetal, envuelto en una sábana color blanco y amarrada con un nudo.
La víctima, que aparentaba contar entre 30 y 35 años, vestía únicamente un pantalón de mezclilla color azul y murió de asfixia tras ser estrangulada.
Cabe destacar que el contenedor de basura estaba vacío y, según versión de los vecinos, el camión recolector pasó a las 05:30 de la mañana. Lo anterior hace presumir que el cadáver fue tirado en ese sitio poco después de las 06:00 horas.
La escena del crimen se ubica cerca del templo de la colonia Miravalle, sobre un enorme terreno baldío que tiene salida hacia la avenida Arroyo Los Arellano y la parte posterior de la tienda Bodega Aurrerá Guadalupe.