En el interior de una planta tratadora de aguas residuales que se ubica en el fraccionamiento Quetzales, en el municipio de San Francisco de los Romo, uno de los guardias de seguridad se suicidó por ahorcamiento.
El hallazgo se realizó el sábado a las 01:05 horas aproximadamente. Se desconocen los motivos que lo orillaron a tomar la fatal decisión de quitarse la vida.
Se informaba que en el interior de la planta tratadora de agua que se ubica en la calle Circuito del Alba y esquina con la calle Luz del Alba, había sido encontrado el cadáver de un guardia de seguridad.
De inmediato se trasladaron policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales, además de una ambulancia del ISSEA, quienes confirmaron el reporte y determinaron que se trataba de un suicidio.
El suicida identificado como Javier Noé, de 36 años, fue encontrado suspendido con una cuerda atada alrededor de su cuello y el otro extremo amarrado a una estructura metálica.
Cabe destacar que fue otro guardia de seguridad privada de nombre Alan Eduardo, quien al estar realizando un recorrido de vigilancia encontró a su compañero ahorcado. A fin de realizar las diligencias correspondientes, se presentaron en la escena los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales quien dio la fe ministerial del cadáver.