Cayó la primera cabeza por los bochornosos hechos registrados el pasado domingo en el Centro Histórico del municipio de Calvillo, luego de que el lunes fue cesado de su cargo el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Calvillo, el policía estatal Noé Monreal Guerrero.
Y es que la situación se complicó tras quedar al descubierto que policías preventivos de Calvillo obligaron al ciudadano francés que habían arrestado de manera prepotente, a que hiciera un video donde manifestara que ya los habían dejado en libertad y que todo se había tratado de un “malentendido”.
Al quedar nuevamente en evidencia la corporación policiaca, el presidente municipal Adán Valdivia López ordenó su destitución del cargo del secretario de Seguridad Pública Municipal de Calvillo.
Cabe destacar que aunque se informó que a raíz de esos hechos serían investigados un comandante y cuatro policías preventivos de Calvillo involucrados en los hechos, hasta el momento no se ha informado oficialmente si ya fueron separados de sus cargos mientras se realizan las investigaciones.
El domingo por la mañana, oficiales de Seguridad Pública Municipal de Calvillo arrestaron de manera prepotente a ciudadanos franceses y etíopes, por el simple hecho de ser sorprendidos comiendo en una de las bancas del Andador Centenario, en el Centro Histórico de Calvillo, con el pretexto de que habían violado la orden de restricción por la cuarentena que se impuso con motivo de la pandemia de COVID-19.
Sin embargo, los mismos ciudadanos calvillenses reprocharon la actitud violenta de los policías preventivos, ya que los turistas no estaban haciendo nada malo. El video del arresto se hizo viral, lo que provocó que más tarde fueran dejados en libertad.
Sin embargo, antes de permitir abandonar las instalaciones policiacas obligaron al ciudadano francés a realizar un video, donde justificaba la actuación de los oficiales y que todo había sido un mal “entendido”.
Cabe destacar que un comandante y cuatro policías preventivos de Calvillo que participaron en el arresto de los turistas, se encuentra actualmente bajo investigación y podrían ser cesados de sus cargos.
Por otra parte, se informó que existe la preocupación de que el policía estatal Noé Monreal Guerrero regrese a las filas de la SSPEA que encabeza el comisario Porfirio Javier Sánchez Mendoza.