Antonio Baranday Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró como desafortunada la frase de “tapar la boca a los reporteros” dicha ayer por Julio Scherer, Consejero Jurídico de la Presidencia.

“Pues yo creo que fue una mala expresión, Julio es muy respetuoso. Ahora sí que por partida doble actúa con respeto a los medios, porque es un buen servidor público y además porque pues es hijo de un comunicador excepcional, de don Julio Scherer.

“Entonces, creo que fue una frase desafortunada, ya él mismo -según me enteré- ofreció una disculpa y eso es bueno”, comentó López Obrador.

Ayer, Scherer consideró que para evitar sanciones del INE contra el Presidente López Obrador sería necesario tapar la boca a los reporteros que asisten a la conferencia mañanera y así evitar que aborden temas de carácter electoral.

“Bueno, el Presidente tiene un problema, hay que taparle la boca también a los reporteros y diles: ‘oiga, por favor no pregunten eso’.Hay que decirle a los reporteros: ‘usted no puede preguntar de eso y no puede preguntar del otro’, porque entonces pone en riesgo al Presidente de que el INE le ponga una multa o lo meta a la cárcel”, dijo Scherer a la colaboradora de REFORMA, Carmen Aristegui.

El Mandatario federal agregó que es mejor tener la cabeza fría y actuar siempre con serenidad.

“Y eso es bueno, hay que tener la cabeza fría aunque se tenga el corazón caliente, además ya empiezan los calores. Pero, hay que actuar con serenidad, con tranquilidad, la política es el equilibrio entre pasión y razón, cabeza y corazón, equilibrar.

“Entonces, creo yo que a eso se debió, pero Julio me ayuda mucho, es muy buen abogado y es un buen servidor público”, finalizó.