Con quemaduras de primer grado en extremidades superiores y en la cara resultó un vecino del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, tras sufrir un percance mientras realizaba la reparación de la tubería en su domicilio.
El lesionado responde al nombre de Juan Carlos, de 48 años de edad, quien afortunadamente no requirió de ser trasladado a recibir atención médica.
Los hechos se suscitaron ayer a las 19:10 horas, en un domicilio ubicado en la calle Bertha Navarro, hasta donde llegaron paramédicos y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
El ahora lesionado manifestó que se encontraba realizando unas reparaciones a la tubería de su domicilio, para lo cual utilizó un soplete. Sin embargo, no se percató que la manguera que está conectada al tanque de gas presentaba una fuga, por lo que al momento de estar trabajando repentinamente ocurrió una llamarada y el fuego le provocó quemaduras en su cara y en ambos brazos, siendo de esta forma que resultó lesionado.
Tras recibir las curaciones necesarias por parte de los paramédicos, se determinó que las lesiones que presentaba no eran de gravedad y no requirió de ser trasladado a recibir atención médica, quedando todo en un susto.