Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las lluvias del martes y del miércoles superaron cualquier estimación. En todo el año, explica el coordinador del Servicio Meteorológico Nacional, Jorge Zavala, se esperaba que la Ciudad registrara 800 milímetros de precipitación. Sólo en los dos días de esta semana cayeron más de 200.
Son pocas las lluvias que registran más de 100 milímetros. En los últimos 20 años, sólo en seis ocasiones se habían reportado estos números. Pero no sólo fue la cantidad, sino también el tiempo. La tormenta del martes (con pico máximo de 124 milímetros en la estación Aculco) alcanzó las tres horas. La de ayer (con máximo de 117 en Río Magdalena) no cesó durante cuatro horas.
El último corte de ayer mencionaba daños mayores en 650 viviendas, el 60 por ciento en Iztapalapa y el resto en Magdalena Contreras, Coyoacán, Benito Juárez, Iztacalco, Xochimilco y Tláhuac.
En General Anaya se registró un encharcamiento de 500 metros de longitud que afectó carriles laterales de Río Churubusco, resultado en 24 vehículos estacionados.
En la Colonia Portales los vecinos de edificios departamentales, con asistencia de grúas particulares y de agencias de seguros, intentaban rescatar automóviles de estacionamientos en semisótanos o sótanos a dos niveles. En algunos casos aún con el trabajo de bombas para extraer el líquido que inundó los inmuebles.
“Estuvo muy intenso ayer, realmente empezaron las lluvias como a las 19:00 horas (del miércoles) y yo creo que en una hora u hora y media se nos llenó.
“Toda la calle estaba totalmente inundada, toda el agua de la calle se nos desbordó por la rampa del estacionamiento y se nos colapsó al estacionamiento de abajo”, señaló Alberto Urista, vecino y administrador de Saratoga 805.
En este inmueble, cuatro vehículos quedaron atrapados en el segundo nivel del estacionamiento, y hasta las 17:00 horas de ayer aún no se había logrado achicar el agua.
Cerca de ahí, policías bancarios con cubeta en mano intentaban desahogar una cochera en Filipinas 719.
“Estamos atrapados y sin luz desde las 10 de la noche de ayer (martes). No hemos podido salir. Por seguridad bajaron la luz. Llamamos al 911 pero no han venido hasta apenas”, lamentaba una vecina.
Y en los siguientes meses, se esperan más nubarrones. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) dio a conocer que -por encima del promedio histórico- 54 frentes fríos influirán en Ciudad de México y en el País.

Hasta las vías
Para revisar las vías por probables afectaciones, el Sistema de Transporte Colectivo suspendió el servicio hasta nuevo aviso en Etiopía, Eugenia, División del Norte y Zapata de Línea 3.
Entre sorpresa y enfado, cientos de usuarios fueron desalojados de la estación Coyoacán para seguir en camión su traslado hasta Centro Médico. El corte coincidió con el cambio de turno del las unidades de la Red de Transporte Público (RTP) que fueron enviadas en apoyo, lo que complicó aún más el servicio. En las filas fue imposible mantener la sana distancia.
“Pero yo sólo voy a División del Norte, ¿a poco me voy a bajar hasta allá (Centro Médico)?”, preguntaba una mujer de la tercera edad, quien al final prefirió subirse a un camión de la Ruta 1 que al RTP.
Otros prefirieron usar taxi, Uber o tomar colectivos que cobraban 40 pesos por persona hasta Centro Médico.
En la estación Zapata la gente también se mantenía a la espera de la llegada de los camiones… y no faltó quien se aprovechó de la demanda. Dos unidades sin nomenclatura de ruta, pero con matrículas 117-00-54 y 0021407, ofrecían el traslado al metro Centro Médico por 10 pesos.