Daniel de la Fuente 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Aunque el Gobernador Samuel García atribuye una gran cantidad de las lluvias en Nuevo León a su programa de bombardeo de nubes, los datos oficiales indican que el avión asignado a esta tarea no voló justo en los días con más precipitaciones.

Un análisis de EL NORTE con los reportes diarios de la Conagua y los informes de resultados sobre la operación del avión King Air 250 del Estado, proporcionados por Agua y Drenaje (AyD) y la Secretaría de Administración estatal, exhibe la falta de resultados del programa estatal.

El ejemplo más claro se presentó en septiembre del 2022, que fue el mes más llovedor de ese año y que generó las precipitaciones que «salvaron» durante los siguientes meses los niveles de las presas del Estado, en especial La Boca y Cerro Prieto, que estaban agonizando.

Según los reportes de la Conagua, las lluvias más fuertes cayeron el 4 y 5 de septiembre, que representaron hasta el 70 por ciento de la precipitación del mes en las estaciones ubicadas desde Santiago hasta Linares.

Esos días, en cambio, el avión «bombardero» se quedó en tierra, indican los informes y bitácoras.

La aeronave voló el 6, 14, 15, 17, 18, 20 y 25 de septiembre, pero esos días sólo se registró entre el 2 por ciento y el 15 por ciento de las lluvias registradas en el área de influencia de las presas.

EL NORTE publicó ayer que la Administración de García ha gastado 135 millones de pesos en la compra y operación de este avión, aunque de 132 días con operación, en 84 no hubo lluvias o éstas fueron casi inexistentes.

Otro ejemplo de la falta de resultados del avión pasó en abril del 2023, cuando fue puesto en operación los días 4, 6, 16, 22, 23, 27 y 28, también con resultados mínimos.

En contraste, en las estaciones de Santiago, entre el 91 y el 93 por ciento de las precipitaciones se generaron los días que no hubo bombardeo.

A su vez, el 9 mayo del 2023, cuando se registró la precipitación más importante en la estación de Cerro Prieto, AyD no reportó haber volado ahí, sino en la Sierra entre Santiago y Santa Catarina.

Se solicitó ayer una entrevista al titular de AyD, Juan Ignacio Barragán, pero no hubo respuesta.