Ulises Gutiérrez
Agencia Reforma

BARCELONA, España.- Luis Suárez no pudo contener las lágrimas en su último día como jugador del Barcelona.
El delantero uruguayo fue captado con los ojos llorosos cuando dejaba las instalaciones del club, en el que fue su entrenamiento final como culé antes de llegar al Atlético de Madrid.
“Está llorando”, fueron algunas de las palabras de los reporteros que presenciaron la salida del “Pistolero”, quien termina su etapa de seis años en el cuadro catalán.
Ahora, lo que le queda a Suárez es completar su contratación con el Atlético, lo cual de acuerdo a medios locales no tardará en suceder. AS afirmó que son detalles los que faltan en la operación.
El atacante llegará gratis al cuadro rojiblanco, el cual sólo tendrá que pagar al Barsa una cantidad de 6 millones de euros en el futuro dependiendo de los objetivos logrados por el futbolista.
En caso de que el equipo que dirige Diego Simeone alcance los Cuartos de Final de la Champions League, se deberán abonar 2 millones de euros al Barcelona.
Suárez llegará a cubrir en el Atlético el hueco que dejó Álvaro Morata, el cual se fue cedido a la Juventus.