El T-MEC es un acuerdo que va a crear muchas oportunidades para una mayor integración económica, social, cultural y educativa entre los tres países miembros de América del Norte, estableció el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

Durante su ponencia virtual titulada “Cooperación entre México y Estados Unidos en el COVID-19 y su avance” que tuvo con estudiantes y maestros en el cierre del ciclo de conferencias organizadas por la Universidad Tecnológica El Retoño tituladas Conversations@UTR, el representante del Gobierno Norteamericano consideró que a menos de una semana de la entrada en vigor del nuevo T-MEC, éste va a generar oportunidades importantes así como una mayor integración económica entre los tres países miembros.

Afirmó que desde que entró en vigor el TLCAN, de manera increíble han aumentado no solamente los contactos económicos entre México y Estados Unidos, sino también los contactos a todo nivel tanto familiares, culturales y sociales, “y me parece eso muy positivo para nuestras relaciones. “Queremos el comercio libre, pero tiene que ser un comercio justo, que no quite puestos de trabajo si se unen, invierten y hacen negocios. Así que, creo que las cosas van bien en términos de agenda”.

Asimismo, consideró que si bien hay retos compartidos entre México y Estados Unidos como en materia de seguridad, no hay otra alternativa que llevarnos bien como países, por lo que se debe profundizar en las relaciones entre las dos naciones a fin de cooperar, “porque creo que ninguno de nuestros países puede resolver sólo los problemas que tenemos”.

Finalmente, Christopher Landau estableció que para el Gobierno de Estados Unidos, la relación internacional más importante que tiene es con México al compartir la misma frontera, sus economías y a su gente. Comentó que actualmente hay cerca de 35 millones de estadounidenses de descendencia mexicana, lo cual representa un cambio demográfico muy importante para su país y refleja la nueva realidad.