Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El líder nacional de Morena, Mario Delgado, advirtió que en los distritos donde se confirme que se coaccionó o compró el voto se anulará la elección.
Para el dirigente partidista, el acarreo de votantes es únicamente cuando a los ciudadanos se les obligó a sufragar por determinado candidato a congresista, pero no si se les ayudó a trasladarse para que se votará en libertad.
«El acarreo es cuando se trae a un grupo de personas comisionadas para votar por una persona en específico, es cuando se da el acarreo. Cuando se deja votar a la gente libremente, pues eso no es acarreo. Entonces, hay que estar muy atentos ahí a que no se esté condicionando a la gente a votar por un candidato o candidata, que la gente decida libremente», indicó.
Delgado acudió a votar ayer al distrito 13, en Iztacalco, donde afuera de la Sala de Armas, decenas de microbuses llevaron a militantes. Al mediodía se calculaba que en el lugar había unas 5 mil personas.
Por ejemplo, una veintena de microbuses estacionados sobre Viaducto, esperaba a los morenistas que llevaron a votar por Eduardo Rojo y Alia Stephany Calderón.
En este punto las filas eran tan largas que los organizadores preveían que una persona tardaría en llegar al menos en tres horas.
Frente a las denuncias en diversos estados sobre compra de voto y acarreo, Delgado aseguró que se anularán dichos distritos de confirmarse las irregularidades, además de que se denunciarán a los culpables ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.
«En aquellos casos donde tengamos el reporte de que hubo acarreo y tengamos pruebas, se van a presentar estas quejas a la Comisión de Honestidad y Justicia y junto con la Comisión de Elecciones, pues vamos a evaluar si se cumplió con la convocatoria o no, si fueron elecciones libres o no.
«No vamos a permitir que en algún distrito, pues haya este tipo de prácticas, donde encontremos pruebas de que se haya hecho, se anularía la votación en ese distrito», indicó.