MONTERREY, N. L.- Pese al escándalo que enfrentaron Paulina Rubio y Gerardo «Jerry» Bazúa por la convivencia de su hijo Eros, el cual terminó en un pleito legal en Miami, ahora están en paz, aunque no tienen una relación dorada.
«Normal, no tengo (relación). Ni fu ni fa, la verdad, pero la respeto mucho», declaró Jerry al ser cuestionado en torno a cómo está la situación con su ex pareja.
«Es una comunicación normal, no me comunico por medio de ningún abogado, por eso digo ni fu ni fa. No tengo nada qué decir de ella más que agradecerle por el hijo tan bello que tenemos juntos y seguir adelante», aseguró.
El intérprete del regional mexicano señaló que sus tres hijos son bellísimos y las mamás de ellos son mujeres bellísimas.
«Siempre saben que en las buenas y en las malas van a contar conmigo y siempre veré por el bien de mis hijos». (Lorena Corpus/Agencia Reforma)