Leticia Rivera
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- ¡Con la chela no, coronavirus!

Aunque muchos se molestaron y se quejaron en las tienditas y en redes sociales por el aumento en el precio de la cerveza durante la cuarentena, hubo ocho consumidores que llevaron su molestia hasta la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Profeco).

Sebastián Hernández Méndez, titular de Profeco en la Zona Metropolitana de Guadalajara, informó que la Procuraduría atendió ocho denuncias de consumidores inconformes por el encarecimiento de la bebida.

Detalló que en mismo periodo del año pasado, el organismo no recibió ninguna denuncia relacionada a la venta de cerveza.

De acuerdo con Profeco, en las ocho se detectó una violación, sin embargo, aún están en el proceso de conciliación entre las partes.

Además de las ocho denuncias llevadas a la Procuraduría por los consumidores, los inspectores detectaron un caso más de incremento que no pudo justificar el centro de venta durante una revisiones de rutina.

Comerciantes y consumidores en la ciudad comenzaron a reportar escalada de precios que iba de los 5 hasta los 30 pesos, dependiendo de las presentación; desde mediados de abril, esto porque el producto comenzó a escasear a causa del freno a la producción de cerveza en el País por las medidas de restricción a la actividad industrial durante la pandemia.