Humane Society International lleva a cabo una labor de esperanza y apoyo tanto a los animales como a las personas en medio de la devastadora tragedia en Acapulco. Así lo dio a conocer Felipe Márquez Muñoz, gerente de programas de respuesta a desastres para América Latina de dicha agrupación.
El activista reveló el impactante panorama tras el paso del desastre natural en esa zona. Por ello, HSI ha desplegado un equipo de respuesta de emergencia para evaluar los daños y brindar ayuda crucial a los animales y personas afectadas. «Justo hicimos un primer despliegue por parte de la organización en la zona afectada de Acapulco con la intención de obtener información y hacer una evaluación de daños. Es un protocolo que se sigue dentro de la respuesta a emergencias», explicó.
Márquez Muñoz afirmó que esta evaluación les permite identificar las necesidades existentes en los albergues de animales y en los refugios temporales de personas que fueron evacuadas junto con sus mascotas.
Estableció que el equipo de Humane Society International trabaja arduamente para coordinar esfuerzos con la Unidad de Bienestar Animal de la Secretaría de Medio Ambiente de Guerrero y otras autoridades locales. La situación en Acapulco la describió como «devastación total». «Aunque no todos los edificios colapsaron, hay una destrucción generalizada en toda la ciudad. La colaboración con las autoridades locales y otros organismos, incluido Protección Civil, ha sido fundamental para llevar a cabo las operaciones de rescate y asistencia», destacó.
También resaltó la importancia de la ayuda directa que están brindando, que incluye atención veterinaria, instalación de refugios y albergues, y trabajos de búsqueda de alimentos y rescate para animales atrapados o confinados. Además, están trabajando en recopilar información sobre los animales perdidos, desaparecidos o fallecidos durante la emergencia.
Finalmente, enfatizó la importancia de no politizar la situación y desmintió los rumores sobre inseguridad en la zona. A pesar de la desesperación que sienten las personas, el ambiente no se percibe como inseguro. Es crucial que la ayuda llegue a quienes la necesitan desesperadamente.