Por primera ocasión, las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes (AUGTEA) se unieron para obsequiar ayer en el Día de Reyes más de 500 juguetes donados por los concesionarios, operadores del volante y familiares para llevárselos a niñas y niños de escasos recursos de colonias y comunidades rurales del Municipio de la capital.
Con la estrategia denominada “Juguetón, regalando sonrisas”, el presidente de la AUGTEA, Óscar Romo Delgado, se reunió con todos los taxistas donadores en el estacionamiento del Teatro Aguascalientes para salir de ahí hacia esos lugares propuestos por los propios trabajadores del volante, a fin de llevar alegría a los infantes hidrocálidos.
Indicó que esta iniciativa proviene de los propios compañeros taxistas y la invitación al resto del gremio es sumarse a estas actividades para llevar alegría a los niños, forma parte de la responsabilidad social tomar conciencia de apoyar a las personas que menos tienen y en especial si son niños.
En este primer Juguetón, consideró que la cantidad de juguetes recolectados no resultan suficientes de acuerdo a las necesidades de los niños de Aguascalientes, pero es tiempo de intercambiar un obsequio por una sonrisa de un menor de edad.
“Un grupo de 50 concesionarios y choferes agremiados al AUGTEA se sumaron a este primer esfuerzo y la intención es realizarlo año tras año, porque todos tenemos la responsabilidad social de apoyar a los demás”, dijo.
Óscar Romo Delgado recalcó que los taxistas deben darse cuenta de la importancia de contribuir con la sociedad y sobre todo sensibilizarlos, es cierto que muchos no han pensado en estos temas y es tiempo de hablar sobre ello para que esta conciencia se acreciente y se multiplique en pos de los más necesitados a cambio de una sonrisa.
El dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes detalló que en la distribución de los juguetes se aplicó la sana distancia y la visita se hizo casa por casa, en donde se preguntaba por niños y al encontrarlos se les fue dando las pelotas, muñecas, aviones, cochecitos, peluches, juegos de té, todo conforme a la edad de los infantes.