Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En decenas de autobuses pagados por operadores políticos de Morena, miles de personas salieron de diversas entidades del país con destino a la Ciudad de México para participar hoy en la contramarcha convocada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Algunos afirmaron que funcionarios pagaron autobuses para «quedar bien» con el Mandatario, otros morenistas ofrecieron incluso en redes sociales los lugares con viaje de ida y vuelta de manera gratuita, y unos más señalaron que debieron cooperar para costear el camión «influenciados» por funcionarios del Bienestar.
Seguidores de López Obrador divulgaron videos en los que afirman haber salido el pasado jueves desde Culiacán, Sinaloa, al grito de «¡Otra vez, otra vez, marchando con Andrés!».
Del Parque Bicentenario fueron captados ciudadanos de Tapachula, Chiapas, que abordaban camiones para trasladarse a la Ciudad de México. Ellos vestían gorras y playeras del color guinda, distintivo de Morena.
Medios locales reportaron que al menos 50 camiones salieron de León, Guanajuato, costeados por la Secretaría del Bienestar, Morena y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, organización que se ha autodenominado «El Ejército intelectual del Presidente».
En redes sociales circularon videos de contingentes provenientes de estados como Tabasco, Tamaulipas, Coahuila, Chiapas, Nuevo León, Puebla y Tlaxcala.
«La secretaría de Organización de Morena Coahuila pone a disposición camiones para ir a la Ciudad de México este 27 de Noviembre a la Marcha convocada por nuestro presidente de la República (AMLO)», señaló una publicación en Facebook de regidores morenistas.
De Bahía de Banderas, Nayarit, también salieron unidades; la lista de asistentes fue coordinada por el activista y morenista local Librado Consuedra, que publicó el ofrecimiento de lugares de forma gratuita en redes sociales.
«‘Ustedes son beneficiarios, ¿les gustan sus programas? hay que agradecerle a nuestro Presidente’ nos dijeron», señaló un habitante de Puebla sobre la forma en que los invitaron a participar en la marcha.

Bajo control
En Monterrey, en la fila de acarreados había de todo: adultos mayores beneficiarios de programas sociales, estudiantes becados y empleados del Gobierno federal.
Se les pasó lista de asistencia y se les repartieron pancartas, «lonches» y agua y, finalmente, fueron trasladados en autobuses para participar hoy en la contramarcha del Presidente López Obrador.
Los morenistas se esforzaron en cumplir con la cuota impuesta a Nuevo León de acarrear a entre 3 mil 500 y 4 mil personas en unos 80 autobuses para marchar del Ángel de la Independencia al Zócalo.
«Me contactaron porque estoy becado, tienen mis datos y, pues me dijeron que si podía ir, y pues dije que sí», explicó Joel, uno de los pasajeros de un autobús.
Con tableros numerados, los integrantes de Morena, que utilizaron chalecos rotulados, ordenaron a los grupos.
«Les tomaremos lista, los vamos confirmando, entregamos la playera, la gorra y les damos al menos una lona o pancarta, lo que alcancemos», explicó una de las organizadoras al resto del staff.
CON INFORMACIÓN DE JUAN CARLOS RODRÍGUEZ Y URIEL VÉLEZ