Elementos de la Policía Estatal lograron la detención de 5 sujetos, integrantes de una banda dedicada a la distribución de enervantes, entre quienes se encuentra un menor de edad.
En primera instancia, se trata de Guadalupe y Leonardo, de 25 y 36 años de edad, respectivamente, a quienes les fueron asegurados 500 gramos de “cristal” que llevaban oculta bajo su ropa interior.
Efectivos del Grupo de Inteligencia lograron conocer que dos personas de sexo masculino se desplazaban por las inmediaciones de la Central de Autobuses con una caja que contenía droga sintética, por lo cual se reforzó la vigilancia en la zona.
En determinado momento, los oficiales observaron a un hombre y una mujer, cuyas características coincidían con las proporcionadas por el área de inteligencia, los cuales cargaban una caja y que al percatarse de la presencia policial mostraron una actitud evasiva.
Por consecuencia, tanto el hombre y la mujer fueron abordados para someterlos a una revisión preventiva, siendo posible la ubicación de la sustancia ilícita, la cual llevaban oculta entre la ropa interior, zapatos y en una bolsa de plástico.
Cuando consultaron sus generales en el Sistema Plataforma México, se conoció que Leonardo cuenta con un registro de procesado y sentenciado por el delito de secuestro exprés, así como detenciones previas por delitos contra la salud y varias faltas administrativas.
A unos metros de distancia, los oficiales detectaron a varias personas en el interior de un vehículo Pointer color rojo, estacionado en la avenida Convención casi en su cruce con la calle República de Brasil, y que al percatarse de la presencia policial intentaron huir.
Los oficiales se aproximaron al automóvil en cuyo interior estaban tres personas, quienes dijeron llamarse Daniel y Luis, de 24 y 28 años de edad, respectivamente, así como un menor de 17 años, a quienes tras someterlos a una revisión preventiva, no se les encontraron objetos ni sustancias ilícitas entre sus prendas, sin embargo al revisar el automóvil se localizaron 4 envoltorios con droga sintética, así como varios teléfonos celulares.
Al ser cuestionados, refirieron que iban a esperar a dos personas que les proporcionarían el “cristal”, por lo que fueron detenidos y puestos a disposición de las autoridades correspondientes.