Staff
Agencia Reforma

RÍO DE JANEIRO, Brasil 27-Mar-2021 .-Brasil, que lucha con la expansión de una variante del SARS-CoV-2 que es más contagiosa, registró esta semana números sin precedentes de muertes diarias por Covid-19, y los expertos en salud advierten que la nación está al borde de una calamidad aún mayor.
Tras el récord del viernes de 3 mil 650 nuevas defunciones, las autoridades sanitarias reportaron ayer 3 mil 438, con lo que la nación sumaba tres días en una semana con más de 3 mil fallecimientos. El acumulado rebasaba los 310 mil hasta anoche.
El Ministerio de Salud también informó 85 mil 948 nuevos casos confirmados, elevando el total a casi 12.5 millones de contagios.
Los números de Brasil solo están por detrás de los de Estados Unidos -que registraba ayer un acumulado de casi 550 mil defunciones y 30.2 millones de casos-. Sin embargo, el gigante latinoamericano tiene solo dos tercios de la población estadounidense.
El sistema de salud ya está por derrumbarse: las unidades de cuidados intensivos en casi todos los estados están cerca o en el límite de su capacidad.
El doctor José Antônio Curiati, supervisor en el Hospital das Clinicas de Sao Paulo, el mayor complejo hospitalario de Latinoamérica, dijo que todas las camas están ocupadas y los enfermos siguen llegando. No está garantizada la provisión de oxígeno y en poco tiempo se agotarán los sedantes utilizados para la intubación en las UCI.
“Las 4 mil muertes diarias parecen estar apenas a la vuelta de la esquina”, alertó Curiati.