Óscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por más de mil kilómetros, el salvadoreño José David López Quintanilla ha impulsado a su esposa Rosa Elena López y a su pequeña Gabriela Michel, de apenas tres meses de edad, en busca de un mejor futuro y para huir de la violencia y la pobreza en su país.
En Chiapas, Tabasco, Veracruz, Tlaxcala y Puebla los aventones en vehículos le ayudaron a administrar su fuerza durante los trayectos, pero en Huehuetoca, Estado de México, una carriola regalada le permitió para trasladar a su esposa y a su hija, quien viajó resguardada debajo de una cobija para cubrirse del sol.
La familia dejó a un lado la carriola cuando subió a uno de los autobuses dispuestos por las autoridades para que los migrantes llegaran a la Basílica de Guadalupe. Con un pan y un café en las manos, su cena del día, el migrante afirmó que su anhelo es llegar hasta Tijuana, Baja California, y trabajar ahí.
«Bueno, hay muchas razones, me voy omitir algunas pero principalmente nuestro País está bastante en conflicto por las pandillas, los maras, el Gobierno. Estando acá en México nos dimos cuenta que hubo una masacre de 30 personas, entonces pues es un motivo pero hay otras razones que nos obligaron a venir para acá», expresó a Grupo REFORMA.
«Pues la verdad, la verdad, mi destino es Tijuana, vamos para Tijuana si Dios nos lo permite y si podemos llegar y sí me gustaría quedarme en México».
Durante su estancia en México, concluyó, a lo complicado del calor y el frío se le añadió este último incidente de violencia en el que participaron algunos de sus conocidos.
«Lo más complicado también ha sido venirse montando en los tráileres, que montar la carreta, que la carriola, que la bebé, que ella y pues ha sido bastante preocupante para mí porque pues un mal golpe. Pero gracias a Dios no hemos sufrido golpes ni nada», narró.
La familia López López durmió en el albergue El Peregrino, como otros cientos de extranjeros originarios no sólo de El Salvador, sino también de Guatemala, Honduras, Nicaragua y Haití.

¡Participa con tu opinión!