Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El plan de dar internet para todos del Gobierno sobreconectó a la Ciudad de México y a otras ciudades y dejó desconectadas amplias zonas del centro y sur del País, sobre todo Hidalgo, Chiapas, Guerreo y Oaxaca.
Según información obtenida vía transparencia de la operación de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE-TIPT), de los mil puntos de acceso público a internet conectados en 2020 por este organismo, el 48.1 por ciento se encuentran en zonas que ya cuentan con altos niveles de conectividad.
La Ciudad de México tiene una teledensidad de 100 accesos por cada 100 hogares en banda ancha fija y 95 de cada 100 en banda móvil, según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Sin embargo, ahí se instalaron 139 puntos de acceso público.
En la Alcaldía Benito Juárez, una de las zonas del País con mejor conectividad se instalaron cuatro puntos de acceso.
“Se me hace ilógico, para qué desperdician en la Ciudad de México en donde tengo varias alternativas para dar servicios de (internet a centros) salud. Hay conectividad en toda la ciudad, excepto a lo mejor en algunas zonas de Milpa Alta o zonas de Xochimilco, en la Magdalena Contreras o arriba en el Ajusco.
“Fuera de esos lugares, hay empresas que por tarifas hogar te dan velocidades bastante razonables. Deberían de estarse dedicando a dar conectividad con la Red de Altán donde realmente no hay conectividad”, opinó José Luis Peralta, especialista en telecomunicaciones.
En el caso del Estado de México, se instalaron 240 puntos, dicho estado cuenta con una teledensidad fija de 54 por ciento y móvil de 82 por ciento en hogares. Sólo se habilitó un punto de acceso en Ecatepec y Nezahualcóyotl respectivamente, en conjunto estos municipios cuentan con más de 2.8 millones de pobladores.
En Nuevo León, que cuenta con una teledensidad de 91 por ciento en accesos móviles y 83 por ciento en servicios fijos, se instalaron 52 puntos de acceso a internet. En la Zona Metropolitana de Monterrey se instalaron 48 de esos 52 puntos.
“¿Acaso hay una intención de coordinar estrategia de conectividad con la huella política del Gobierno actual? ¿Por qué conectar al Estado de México, que es un objetivo político, o Ciudad de México, que es un objetivo político?”, dijo Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy & Law.
Por el contrario, Chiapas, Oaxaca, y Guerrero, que cuentan con una teledensidad menor a 33 por ciento en banda ancha fija y menos a 55 por ciento en móvil, quedan marginados. Sólo Chiapas fue conectado con 27 puntos de acceso, 15 de ellos en Tuxtla Gutiérrez.
El presupuesto asignado para CFE-TIPT en 2020 sumó mil 95 millones de pesos.