Después de la tormenta normalmente viene la calma y esto por fin le pasó a las Centellas de Necaxa que sufrieron las últimas semanas de derrotas por alto margen que pusieron al equipo en una crisis importante. Este lunes en actividad de la jornada 6 del Apertura 2021 el cuadro de Jesús Palacios por fin consiguió salir de la mala racha en un partido peleado que tuvo de todo ante Puebla, incluso la gran primera pelea en la Liga MX Femenil que se haya dado.
Jesús Palacios salió con Lupita Olvera; Lucía Muñoz, Andrea Martínez, Karen de León, Fanny Grano, Alejandra Tovar; Dayán Fuentes, Sabina Velázquez, Samantha Calvillo; Luciana García y Flor Rodríguez, esta alineación tuvo a varias jugadoras que no habían participado en los últimos partidos por tema de indisciplina.
Necaxa tuvo otra cara totalmente a la de semanas pasadas, principalmente compitiendo de tú a tú ante Puebla, causando un encuentro cerrado. A lo largo de la primera parte fueron pocas las emociones en las áreas. Fanny Grano fue la heroína tras una buena jugada defensiva al 22′, pero la primera aproximación fue hasta el 44′ con un remate lejano de Luciana García, la misma delantera tuvo un remate dentro del área dos minutos después que controló bien Siena Ruelas.
Tras el descanso, la tónica del partido fue la misma. Al 67′ un centro de Andrea Martínez por derecha casi termina dentro del arco poblano y al 75′ Guadalupe Olvera salvó a Necaxa con una buena atajada tras tiro de larga distancia. El tiempo se agotaba y parecía que sería un empate sin goles, hasta que al 88′ un tiro libre desde la izquierda del campo cambió la historia. Fanny Grano cobró un centro elevado muy cerrado que Siena Ruelas no pudo despejar con el puño y por lo menos tres jugadoras de Puebla y Libeth Castro no pudieron impactar, la pelota terminó dentro de la portería poniendo arriba a las Centellas.
Puebla no pudo reaccionar, pero al 93′ se suscitó una fuerte pelea entre las jugadoras tras un encontronazo con Saraí Kim involucrada, hubo aventones y golpes entre las jugadoras de ambos equipos que terminó con la expulsión tanto de Saraí Kim de Necaxa, como de María José López de Puebla. Centellas consiguió sus primeros tres puntos y escaló hasta la posición 15 de la tabla, tomando un respiro importante para todo el equipo.