El gobernador Martín Orozco Sandoval anunció la recepción de diez mil pruebas rápidas de detección del COVID-19 adquiridas por el Gobierno Estatal para fortalecer las estrategias y metodologías del sector salud en la entidad.

Destacó que siendo Aguascalientes uno de los estados con mejor estrategia de detección y contención de la pandemia, con un amplio espectro de muestreo y eficaz actuación ante los brotes de positivos, las pruebas robustecerán el manejo integral de la emergencia sanitaria.

Comentó que se trata de pruebas altamente confiables que servirán para analizar y estudiar la dispersión epidemiológica local del virus; es decir, permitirán la identificación de pacientes que fueron portadores y desarrollaron anticuerpos.

Y es que actualmente el ISSEA se prepara para la implementación del tratamiento con plasma en enfermos graves por COVID-19, en cuanto se avale su realización.

Detalló que las pruebas rápidas se aplicarán para detectar personas que pudieron tener la enfermedad pero sin síntomas, ya que son potenciales candidatos para donar plasma.

En diez minutos y con una pequeña muestra de sangre identifica presencia de anticuerpos para combatir el COVID-19 e indican si en ese momento la persona lo tiene presente en su sistema.

Esto significa que no reemplazarán las pruebas PCR aplicadas hasta ayer a 10 mil 410 aguascalentenses, sino que complementan las acciones de contención del virus entre la población.

Por otra parte, destacó que para seguir haciendo frente al COVID-19, Aguascalientes recibió 30 ventiladores, 25 camas eléctricas y 11 camas de terapia intensiva por parte de la Secretaría de Salud, equipamiento que también fortalece el sector salud de nuestro estado.

¡Participa con tu opinión!