Benito López
Agencia Reforma

NUEVO LAREDO, Tamaulipas.-En el inicio de la temporada fuerte del arribo de paisanos provenientes de Estados Unidos, autoridades de Tamaulipas estimaron que sólo retorne la mitad de los que acostumbraban venir en años anteriores, ante el temor a los contagios de coronavirus y las campañas oficiales para que eviten vacacionar en México.
La directora del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes (ITM), Brenda Cárdenas, dijo que la cifra de paisanos disminuirá este año por miedo y precaución ante la pandemia, además de las campañas de la Cancillería para exhortar a los connacionales en Estados Unidos a que no vengan en fin de año.
“Se prevé que venga la mitad, que de los que venían en un día normal, que podían ser los días más altos hasta 3 mil personas, se prevé que venga la mitad de esas personas, es lo que se calcula más o menos”, indicó.
“Está teniendo (resultados), que los Consulados de la Secretaría de Relaciones Exteriores han hecho un trabajo muy arduo a fin de concientizar a nuestros paisanos de que no vengan si su viaje no es esencial, que lo dejen para más adelante, que ahorita no es momento de viajar”.
Cárdenas indicó además que, por primera vez, la bienvenida a los paisanos se realizará por el Puente Internacional I, y no por el II como tradicionalmente ocurría, para evitar cuellos de botella por los filtros sanitarios a causa del Covid-19.
“Se hizo un cambio ya que nosotros recibíamos a nuestros connacionales por el puente II, que es por donde llegan ellos, y en esta ocasión nos trasladamos al puente Internacional número I”, indicó.
Mencionó que fue un acuerdo de las autoridades federales y estatales, así como municipales, con el fin de evitar aglomeraciones en la revisión y desfogar el tránsito de los paisanos por los filtros sanitarios que instalaron.
“Esto con el fin de dejar que puedan tener sana distancia en sus filas; el fin es reducir el riesgo de contagios”, precisó.