A partir del próximo 1º junio entra en vigor el nuevo impuesto digital que comenzarán a cobrar las distintas plataformas que ofrecen distintos servicios digitales, lo que conlleva el cobro de IVA o de ISR al público usuario e implicará el aumento de precios, así lo dio a conocer el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.
El especialista detalló a El Heraldo que este nuevo cobro forma parte de la Reforma Fiscal proyectada para este año 2020, mediante la cual, la autoridad fiscal busca evitar la omisión en el pago de impuestos en materia de transacciones electrónicas internacionales por parte de las múltiples plataformas digitales que operan en México, tras recomendaciones hechas en los últimos cinco años por parte de la OCDE, en cuanto a aplicarles un gravamen. “Los negocios evolucionan y una de las cuestiones que había evolucionado y que no tenía en todos los países el tratamiento fiscal específico, era el de los negocios digitales, se prestaba a confusión que implicaba el que no hubiera un gravamen a este tipo de negocios”.
Explicó que dicho impuesto entró en vigor a partir del pasado 1º de enero, estableciendo reglas específicas para el pago tanto de ISR como de IVA a este tipo de empresas como Netflix, Uber, Spotify, Playstation Store, Uber Eats, Rappi, entre otras, sin embargo, dijo que el SAT dio un periodo de gracia para dar tiempo a los clientes y a las plataformas, pero a partir del próximo 1 de junio, ya se verá el cambio a los usuarios.
Franco Hernández estableció que con estos cambios, dichas empresas están obligadas a hacer facturas de acuerdo a lo que establece el Código Fiscal de la Federación, indistintamente si las solicita el cliente o no. “Es posible que los usuarios ahora vean que tenga que aumentar el servicio, porque si te cobraban una utilidad de 100 pesos, que era la ganancia de la empresa, ahora ya lo va a repercutir el IVA, el aumento al consumidor final y por ello el incremento en tarifas”, finalizó.