Mauro de la Fuente
Agencia Reforma

MCALLEN, Texas.- Pese al reforzamiento de los operativos contra migrantes, a esta frontera están llegando desde países cada vez más lejanos.
Ayer, la Patrulla Fronteriza informó que detuvo a dos grupos con 227 migrantes indocumentados en el Sector del Valle del Río Grande, que incluye McAllen.
Lo migrantes provienen de Cuba, Centroamérica y Sudamérica, pero también de África.
Aunque en otros años se había reportado la llegada de africanos, desde el inicio de la pandemia de Covid-19, en marzo de 2020, su arribo prácticamente se frenó.
En los dos grupos interceptados ayer contabilizaron 103 adultos solteros, 60 familiares y 64 niños no acompañados, que se entregaron a policías fronterizos en el Río Bravo, sin precisarse el lugar exacto.
Desde marzo, la corporación ha reportado la detención de grandes grupos de indocumentados en esta región que buscan asilo en Estados Unidos.
Por separado, la Patrulla Fronteriza reportó también la detención de 30 migrantes en cuatro hechos diferentes en los que incluso persiguieron a los «polleros» que los trasladaban y que abandonaron mariguana en su huida.
De acuerdo con el informe de la corporación, no se logró la captura de ninguno de los traficantes de personas.

¡Participa con tu opinión!