MONTERREY, N. L.- Al género de la música vernácula llega otra voz perteneciente a la dinastía Aguilar, ella es Majo, cuya filosofía es hacer música que se quede en el gusto de la gente para toda la vida, como sus antecesores.
La nieta de una de las parejas más queridas de este género, como fue la de Antonio Aguilar y Flor Silvestre, promociona el sencillo “Me Vale”, compuesto por Bruno Danzza.
Aunque había dado sus primeros pasos en el medio artístico con una propuesta de pop alternativo, esta vez canta rancheras, ritmo que lleva en la sangre al igual que su papá Antonio Aguilar hijo, su tío Pepe y sus primos Ángela y Leonardo.
Fue hace cuatro años que lanzó su primer EP, un tributo musical a su famoso abuelo, el cual presentó previamente en la celebración masiva que le hicieron al Charro Zacatecano a 10 años de su muerte.
“Yo no busco un éxito inmediato, yo quiero estar en el corazón de las personas para toda la vida. No me interesan los hits rápidos, estoy muy consciente de eso”, dijo la joven de 27 años.
Su debut en el género ranchero la tiene más que emocionada, aunque sabe que podrán llegar las comparaciones con su prima Ángela, a quien dijo querer mucho y llevarse súper bien.
“Todo el tiempo (hay comparaciones), pero yo lo tomo hasta con humor. La quiero mucho y ella me quiere mucho a mí”, declaró.
Majo tiene total apoyo de su papá, quien se mantiene activo en la música con la gira que realiza con la familia Aguilar. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)