Un nuevo recale masivo de sargazo afecta desde el fin de semana las playas de Quintana Roo. Una capa del alga marina de aproximadamente 20 metros de longitud cubrió una extensión de 3 kilómetros de playa en Tulum, situación que causó alerta en la población.