Tienden a mejorarse las cosas en las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social en Aguascalientes, tras la crisis que padecieron hace algunas semanas por la retención de los recursos federales por parte de la Secretaría de Hacienda. El dirigente de la sección XXI del Sindicato Nacional de Trabajadores del IMSS, Arturo Rodríguez López, comentó que ya se regularizó el abasto de medicamentos, al igual que las coberturas para las vacaciones del personal.
Entrevistado por El Heraldo, el líder sindical de los trabajadores del Seguro Social recordó que la Secretaría de Hacienda detuvo a nivel nacional el presupuesto de 1,400 millones de pesos para el organismo, proceso en el que se fue el anterior director del IMSS, situación que provocó la inhabilitación de la contratación de personal en algunos estados para la generación de la cobertura programada de trabajadores que salían de vacaciones y que no fueron cubiertas estas plazas con empleados suplentes para darle atención.
Detalló que, en el caso particular de Aguascalientes, se habían manejado inicialmente 140, pero finalmente quedó en 71 coberturas, es decir, vacaciones de 15 días que no fueron cubiertas y que afectaron en la operación de las clínicas.
Sin embargo, dijo que esto ya tiende a regularizarse, pues Hacienda ya liberó hace un mes los primeros 1,200 millones de pesos en todo el país, y aún quedan pendientes 200 millones más, por lo que la situación en general tiende a normalizarse. “Todavía puedo decir que en el Sindicato del Seguro Social estamos procesando o tratando de entender cómo pretende el Gobierno Federal bajar la política pública tanto en recursos como en la forma de administrarlo”.
A pesar de lo anterior, reconoció que en el Seguro Social hay muchos problemas y particularmente en Aguascalientes, faltan muchos insumos, hay sobresaturación, falta personal, sobre todo en el área médica y hay todavía plazas vacantes, “porque no tenemos los médicos suficientes y estamos muy rebasados, pero eso es una circunstancia histórica, digamos que ha sido generacional, en términos de las políticas públicas de salud, que se han implementado desde el año 2000. Entonces revertir esto, aparentemente como lo plantea AMLO, le va a costar mucho tiempo y dinero para que tenga éxito y a eso también le apostamos como Sindicato”, finalizó.