Llega con claroscuros nueva Justicia Laboral

Una vez que entraron en operación los juzgados laborales, dos para el caso de Aguascalientes, y que las juntas de Conciliación y Arbitraje de manera paulatina irán agotando los casos pendientes de resolución con el viejo esquema, se hace la observación que los empleados federales, estatales y municipales han quedado fuera de la justicia laboral inmediata, pues los trabajadores de la Federación en conflicto tendrían que acudir al único tribunal laboral en la capital del país, y los estatales y municipales, al Tribunal de Arbitraje que tiene los mismos vicios de lentitud que las JLCA.

QUEDARON EN EL AIRE.
Esto lo sacó a relucir el miembro del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Lorenzo Rodríguez Gallardo, especialista en asuntos laborales, quien lamentó que los empleados federados, del estado y los municipios, hayan quedado fuera de la reforma laboral que amerita una adecuación urgente al menos en lo local, “los senadores dejaron fuera el derecho laboral burocrático y en lo local, el Tribunal de Arbitraje sigue atendiendo asuntos sin resolver aún de gestiones administrativas de municipios que terminaron hace cinco años”.
PISO DISPAREJO. Así pues, refirió que mientras al sector privado se le ha beneficiado con una reforma laboral profunda, intensa; en el sector público, a los trabajadores federales como locales se les dejó en la indefensión, pues los primeros tendrían que acudir al único Tribunal en la Ciudad de México y litigar allá algún conflicto contra la parte patronal, en tanto que los empleados de gobierno locales, asistir al Tribunal de Arbitraje que por sus características no podría resolver en lo inmediato, entonces, “para estos casos hubo discriminación, aunque todavía pueden corregirlo en el Poder Legislativo Local”.
MARCHAS FORZADAS. El también delegado estatal de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México, hizo un reconocimiento al personal de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, que al menos en los últimos 20 años estuvieron trabajando con saturación de asuntos y jornadas laborales inhumanas, con casos interminables y que ahora podrán desahogarlos con más tranquilidad.
ACELERADOR. En su momento el director Jurídico del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Miguel Ángel Arellano Aranda, dejó de manifiesto que la nueva forma de implementar la justicia en el ámbito laboral pretende resolver los asuntos de manera expedita, cercana y en la que se privilegien los derechos humanos de los trabajadores, pero también que los patrones se sientan con las posibilidades de negociar un conflicto laboral.
Citó que desde 2019 se tuvo la reforma laboral que incluye la creación de juzgados para atender temas laborales, y correspondió apenas hace un par de semanas que comenzó a implementarse en Aguascalientes, y si bien, se cuenta de momento con dos juzgados para tal efecto, se estará privilegiando la creación de los Centros de Conciliación antes de llegar a un juicio, lo que permitiría una resolución pronta sin afectar a las partes.
DIRECTO Y SIN ESCALAS. En su intervención, Juventino Romero de la Torre, presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex y también abogado laboralista, expresó que en el sector laboral se tienen expectativas interesantes porque antes de iniciar una demanda se comparecerá de manera obligada a un Centro de Conciliación, a tratar de arreglarse antes de llegar a un juicio.
Lo que se quiere ahora, eso se ha entendido, es que sean arreglados los tantos conflictos y además, que resulte no sólo más barato, sino más ágil y que propicie el beneficio para los involucrados, tanto la parte patronal como el trabajador, “con esto, un trabajador que se sienta afectado, no necesariamente tendrá que ir a ver a un abogado para tratar de conciliar. Es decir, si se dice despedido injustificadamente, por citar un ejemplo, deberá acudir al Centro de Conciliación de manera personal, esto evitará muchos juicios”.