Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Sólo 38 por ciento de los hogares han recibido algún programa o ayuda del Gobierno para hacerle frente a la crisis originada por la pandemia de Covid-19, según la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del Covid-19 (Encovid-19) en el Bienestar de los Hogares Mexicanos.
Menos de la mitad de los hogares de nivel socioeconómico bajo, 43 por ciento, recibió algún apoyo, ya sea despensas, créditos o préstamos, vales de alimentos, reducción o condonación de impuestos dinero en efectivo, apoyo para gastos funerarios, entre otros.
La ayuda llegó también a 28 por ciento de hogares de nivel socioeconómico alto y a 40 por ciento de nivel medio, reportó la encuesta que la Universidad Iberoamericana y Unicef realizaron de abril de 2020 a marzo de 2021.
Graciela Teruel, directora del Instituto de Investigaciones sobre Desarrollo Sustentable y Equidad Social de esta universidad, dijo que para cubrir las necesidades, y ante la falta del apoyo de programas sociales, las familias han pedido prestado.
La población que pide prestado pasó de 24 por ciento en mayo de 2020 a 45 por ciento en marzo de 2021.
En tanto que la población que empeñó o vendió algo pasó de 14 por ciento a 29 por ciento en el mismo periodo.
Además se registra un incremento importante de la inseguridad alimentaria moderada y severa, las cuales toma el Coneval para medir la carencia de alimentación en el Índice Nacional de Pobreza, advirtió.
La insuficiencia alimentaria moderada subió seis puntos de diciembre de 2020 a marzo de 2021 al pasar de 14 a 20 por ciento.
“La insuficiencia severa empezó en 12 por ciento en mayo y paulatinamente ha ido aumentando, mes a mes, hasta llegar a marzo con 17 por ciento. Aquí estamos hablando de personas que tienen hambre”, lamentó Teruel durante la presentación de los resultados.
De acuerdo con la encuesta, en marzo de este año, 4.2 millones de personas se encontraban desocupadas, es decir, 7.3 por ciento de la población económicamente activa (PEA).
Esta cifra muestra una recuperación importante respecto a mayo del año previo, cuando 8.9 millones de personas estaban en dicha situación.
Se trata de personas desempleadas o que las habían “descansado” sin sueldo.
Las mujeres presentan mayores tasas de desocupación, 9.5 por ciento contra 5.8 por ciento en hombres
Por otra parte, Gonzalo Hernández, director de la Red de Pobreza Multidimensional-Universidad de Oxford, aseguró que no sólo no ha habido apoyo programas gubernamentales por la pandemia sino que la cobertura del apoyo gubernamental para la población más pobre cayó a partir del 2019.