Llega Antonio Banderas a los 60 años lleno de gloria

CDMX.- Paz Vega, Javier Bardem, Eduardo Noriega, Penélope Cruz, Jordi Mollà… nadie de ellos hubiera llegado tan fácilmente a Hollywood si no hubiera sido por un compatriota que picó piedra antes que nadie.
Si bien Antonio Banderas ya era un histrión reconocido en España, su verdadero despunte llegó en 1998 con la taquillera y ahora icónica La Máscara del Zorro.
Pese a que el héroe enmascarado creado por Johnston McCulley ya había aparecido en pantalla en más de 40 filmes, es la encarnación de Banderas la que el público tiene más presente, además de ser la más exitosa hasta ahora.
Nacido en Málaga, España, Antonio se vio encaminado a la actuación, graduándose finalmente de la Escuela de Artes Dramáticas de su ciudad natal.
Inmerso en el teatro, el actor llamó de inmediato la atención del director Pedro Almodóvar, quien lo hizo debutar oficialmente en cine con Laberinto de Pasión (1982).
Bajo la guía de Almodóvar, sin la cual quizás nunca hubiera llegado a Hollywood, se forjó una gran amistad de 40 años, la cual ha engendrado ocho proyectos fílmicos y múltiples galardones mundiales.
Un ejemplo de ello fue su última colaboración en Dolor y Gloria (2019), que le otorgó un Goya y el premio del festival de Cannes a Mejor Actor, además de su primera nominación al Óscar por Mejor Actuación.
Esas tablas al lado del manchego lo prepararon para interpretar todo tipo de roles: desde un joven homosexual amante de Tom Hanks en Filadelfia (1993) y un chupasangre seductor en Entrevista con el Vampiro (1994), hasta el “Ché” de Madonna en Evita (1996) y el aventurero Gato con Botas en Shrek (2004).
Hoy que cumple 60 años, el artista no sólo celebra una jugosa carrera en múltiples áreas, sino que tras sufrir un paro cardiaco en 2017, el también productor y empresario vive a plenitud su segundo aire. (Fernanda Palacios/Agencia Reforma)